Tagliaferro puso en marcha el Plan para ordenar el tránsito en la Curva de Haedo

0
161

Ya comenzó el cambio de sentido de algunas calles del lado Sur y la semana próxima se hará lo mismo del lado Norte. Habrá un nuevo esquema de movimientos permitidos y se construirán isletas para ordenar el tránsito y brindar seguridad a los peatones que cruzan la avenida Rivadavia. Las modificaciones se realizarán por etapas, las cuales serán asistidas por agentes de tránsito.

El Intendente Ramiro Tagliaferro puso en marcha el Plan de Reordenamiento de Tránsito en la Curva de Haedo que tiene por objetivo mejorar la circulación y la seguridad vial en este histórico punto de conflicto vehicular, marcado por la presencia de dos barreras de trenes (el ramal Temperley-Haedo del F.C. Roca y F.C. Línea Sarmiento) en apenas 70 metros.

Con estos cambios se logrará disminuir el nivel de problemática en la zona, mejorando los tiempos de viaje y la fluidez de los más de 1500 vehículos por hora que circulan por el sector aledaño al paso a nivel de Fasola en hora pico. Hasta ahora, atravesar este tramo de la avenida puede demorar entre 15 y 20 minutos en promedio.

En este sentido, se realizarán dos tipos de intervenciones. Por un lado, se cambiarán algunos sentidos de circulación con el fin de descomprimir la zona, derivando el tránsito que no tiene como destino el cruce del F.C. Sarmiento y, de ese modo, agilizar el flujo vehicular. Por otro lado, se construirán isletas canalizadoras que ordenen y regulen la circulación en torno a un nuevo esquema de movimientos permitidos, al tiempo que se incluirán espacios de espera seguros para los peatones que cruzan la avenida Rivadavia.

“Sabemos lo difícil que es pasar por la Curva de Haedo. Estos cambios que estamos realizando van a mejorar el tránsito y el transporte para los vecinos, que reclamaban hace años una solución para este lugar emblemático”, aseguró Tagliaferro al recorrer el inicio de obra junto al Secretario de Planificación Estratégica, Leandro Ugartemendia, la Directora de Tránsito, Diamela Alvarito, el Subsecretario de Planeamiento Urbano, entre otros funcionarios.

Los cambios de sentido arrancaron ayer sobre la calle Ayacucho desde 19 de Noviembre hasta Fray Cayetano Rodríguez a fin de derivar el tránsito con destino hacia Haedo Norte y crear una vía alternativa a la avenida Rivadavia, como lo es Belgrano, su continuación en Ramos Mejía. También del lado Sur, se modificó el sentido de 19 de Noviembre entre Raspanti y Ayacucho con el objetivo de garantizar el acceso de los frentistas.

En una segunda etapa que afectará al lado Norte se modificará el sentido de la calle Alberto Vignes, desde Caseros hasta Ramón Carrillo, lo que permitirá eliminar el tránsito que no tiene como destino el cruce de las vías -de hecho, el 83% de los vehículos que circulan por Vignes continúan hacia Ramos/Ciudadela-.

Como complemento, se invertirá el sentido de una cuadra de Caseros, entre Carlos Tejedor y Vignes, lo que facilitará un camino más directo hacia destinos como el Acceso Oeste o Presidente Perón y, al mismo tiempo, evitará la convergencia en el punto de conflicto de este paso a nivel. Cabe destacar que sólo un 26% del flujo de tránsito proveniente de Tejedor cruza las vías mientras que el 74% restante sigue su recorrido por Segunda Rivadavia.

La última etapa contempla la construcción de isletas de hormigón de unos 20 cm de altura en el entorno al cruce de las vías para ordenar y regular la circulación, que tendrá un nuevo esquema de movimientos permitidos. Así, el tránsito que viene de Morón hacia Haedo Norte no podrá doblar a la izquierda para cruzar la barrera. Deberá continuar hasta la calle La Paz, tomar Ayacucho y salir nuevamente a Rivadavia a través de Reconquista, donde se colocará un nuevo semáforo.

A su vez, para brindar mayor seguridad para los peatones que cruzan la avenida Rivadavia se generarán nuevos cruces peatonales mediante la prolongación de las isletas, que funcionarán como lugares de espera seguros.

Esta intervención, que finalizará hacia fines de septiembre, se suma a las tareas que ya se vienen realizando para revitalizar la zona y mejorar la circulación como el mejoramiento integral de la avenida Rivadavia que, en el marco de un convenio con el Ministerio de Transporte de Nación, contempla además de la repavimentación, la reparación de veredas, nuevos refugios para las paradas de colectivo y renovación del parque lumínico con tecnología LED. Asimismo, ya está en macha la puesta en valor del centro comercial de Haedo, que arrancó sobre Perito Moreno, donde se realizará un paseo del tipo semi peatonal entre la avenida Rivadavia y Remedios de Escalada de San Martín.

SIN COMENTARIOS