Payasos llenan de alegría el Hospital Central de San Isidro

0
171

Convencidos de que la “payamedicina” impacta de manera positiva en el ánimo y recuperación de los pacientes, un grupo de clown divierte a las personas que se atienden en el Hospital (Av. Santa Fe 431).

Cuando ellos aparecen, el Hospital Central de San Isidro se llena de alegría; se trata de un grupo de clown de 30 payasos que, bajo el nombre Sanarizes, recorre el Hospital para sacarle risas y sonrisas a los pacientes.

Mariano Rodríguez Larreta, coordinador de Sanarizes, explicó: “Venimos a alegrar, contener y distraer a la gente que se atiende acá. La misión es hacerlos sonreír ya que, muchas veces, están tristes o aburridos”. Y explicó: “No forzamos ninguna situación ni imponemos ningún estado de ánimo. Sólo tratamos de sacarles de la cabeza los temas por los que se encuentran en un Hospital. La idea es que saquen a su niño interior y se diviertan”.

!cid_BEB30FAFCF9B430F9B1B69CBAD0FA123@dhipolito

Rodríguez Larreta -alias Carbón- cuenta una experiencia que muestra lo que estos payasos generan en algunas personas. En la sala de quimioterapia, una mujer le comentó que –según un estudio– los pacientes en contacto con payasos se recuperaron más rápido. Después, tomó la mano del payamédico por un largo rato, lo miró y le preguntó: “¿Volvés mañana, no?”.

Para quienes son parte de Sanarizes la mayor satisfacción es la devolución de la gente: “A veces, hasta algunos familiares de pacientes que fallecieron nos agradecen por haber divertido en los últimos días a sus parientes. Es muy emotivo”.

Rodríguez Larreta (en primer plano) junto a pacientes en quimioterapia

Sentado en la sala de espera antes de entrar a quimioterapia, Oscar sumó: “La primera vez que vi a los payasos me recordaron a la película de Patch Adams (conocido como el Doctor de la Risa); cambiaron la onda del lugar, despertaron sonrisas y todo fue más relajado”.

Como para darle fundamento científico a la noble labor de los payasos de hospital, el médico Daniel López Rosetti, del Servicio de Medicina del Estrés, afirmó: “La risa hace bien. Hay pruebas científicas de ésto. Tiene que ver con la influencia de la mente sobre el cuerpo. La risa da buen humor al espíritu”.

!cid_8AE0BE2C9BC24DD59D5AEF38FA37F9F1@dhipolito

Antes de entrar a un consultorio, Marcos Suárez frenó para opinar: “Me parece excelente que haya payasos en el Hospital, porque le dan animo a la gente. Y eso es muy positivo”.

Tras improvisar un sketch con Sanarizes, Miriam Romero -con una sonrisa enorme- agregó: “Uno cuando está enfermo se siente como un niño que necesita que lo mimen. Y ellos nos alegran”.

“Esta movida es bárbara, porque por un ratito uno se olvida de lo mal que está y la tristeza. Es muy sano lo que hacen. Celebro que haya gente que se predisponga a ésto”, remató Roberto Romano.

SIN COMENTARIOS