Se presentó el documental “Tocando libertad” sobre la Orquesta de Cámara conformada por internos de una cárcel bonaerense

2

Estuvo presente la embajadora de Hungría, Edit Bucsi Szabó

En el marco de las actividades artístico-culturales que se desarrollan en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), a través de la Asociación Kodaly Argentina, se realizó la presentación del documental “Tocando libertad” que registra la conformación de la Orquesta de Cámara “Tríada Ensamble” con internos de la Unidad 47 de San Martín.


Este lunes, en las instalaciones del penal, se proyectó el material audiovisual a los participantes de esta experiencia única en contexto de encierro, quienes aprendieron música en la cárcel bajo la concepción Kodaly de origen húngaro y ahora leen y entonan partituras y tocan instrumentos como violonchelo, violín y viola.

La presentación estuvo a cargo del realizador Pedro Pacheco y Carolina Wagner, presidenta de esa asociación y directora de la orquesta, y contó con la presencia de la embajadora de Hungría, Edit Bucsi Szabó y el vicecónsul József Németh. También estuvieron el secretario de Coordinación del Complejo San Martín, Luis García, la directora de Unidad, María Parra, la jefa de Cultura del SPB, Gabriela Ríos y el juez de Ejecución Penal de San Isidro, Alejandro David, impulsor de la iniciativa.

“Tocando libertad” es una recopilación de momentos destacados en el desarrollo de este programa musical que funciona en la Unidad 47 desde abril del 2018, con la participación de mujeres y hombres privados de libertad; muestra desde los primeros encuentros con el equipo docente y el acercamiento a los instrumentos, el proceso de aprendizaje, su desarrollo y hasta la realización de concierto extramuros.

Pacheco destacó que “este registro es interesante porque se llega a ver cómo aprenden no sólo a tocar los instrumentos sino que van teniendo una concepción musical, eso está reflejado en la película”. En este sentido, Wagner explicó que “este taller de orquesta tiene una cualidad particular de estar basado en la concepción kodaly, una forma de entender el aprendizaje musical diferente, de abordaje más global, desde la experiencia, desde crear un oído con una atención diferente, aprender a leer y escribir música, y es una educación del individuo también”.

“Es un refresco de todo el proceso, con la película se puede compartir y que se vea cómo la música puede llegar a sanar a una persona privada de libertad, tenés algo a que apostar y este equipo apostó a la música, lo que nos terminó dando una identidad” comentó Emanuel, pionero en la formación de la orquesta

Entre las autoridades presentes, el juez David refirió que “es un privilegio participar de esta experiencia y todos lo hacen con mucho entusiasmo” al tiempo que recordó el inicio de la actividad que se sumó como propuesta mixta entre la población carcelaria masculina y femenina.

En tanto, la jefa de Cultura Gabriela Ríos reflexionó que “al principio se vivió como una utopía tener una orquesta dentro de una unidad penitenciaria pero gracias al sistema kodaly, al profesionalismo docente, al apoyo del Dr. David y del jefe del Servicio, Dr. Areses, estamos muy felices por estos logros y esperamos que la orquesta siga creciendo. Es una hermosa experiencia con todo lo que significa la música en las personas, como forma de expresión humana a través de la cual nos comunicamos y que es un alimento para el alma”.

Por último, la embajadora Edit Bucsi Szabó felicitó al equipo de trabajo y se dirigió a los internos: “Me enorgullece que a través de este método Kodaly, método de enseñanza de la música inventado por un compositor húngaro, ustedes hayan podido entrar en el arte de la música y hayan podido sentir la fuerza liberadora de la música; la música es un lenguaje universal, es para todos”.

La conformación de la Orquesta de Cámara en la cárcel

Bajo el lema “que la música sea de todos” de Zoltan Kodaly, este proyecto surgió por idea del juez Alejandro David y se implementó a través de la Asociación Kodaly Argentina y de la orquesta El Cordal Ensamble bajo la coordinación de Carolina Wagner. Asimismo, desde la Jefatura del SPB, a cargo de Xavier Areses, a través del Departamento Cultura de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento se aportó instrumentos para la concreción del proyecto en el marco de las actividades que promueven la inclusión social de los privados de libertad.

Comenzó en abril del 2018 con algunos internos que no tenían conocimientos previos ni habían tenido acceso a instrumentos de cuerda como los de la orquesta. El acercamiento a la música desde la concepción Kodaly permitió que en poco tiempo sean capaces de leer y entonar partituras y tocar los instrumentos. En su repertorio figuran Algarrobo Algarrobal, Canten señores cantores, En la rama de un nogal, Con mi martillo, Ya lloviendo está, Cae la noche, Aire, Ave Verum Corpus de Mozart y Oda a la alegría de la Novena Sinfonía de Beethoven, entre otros.

En este recorrido, más de 70 personas privadas de libertad formaron parte del programa. La formación estable es de 26 músicos, de quienes los más avanzados enseñan a sus pares junto al equipo docente encabezado por Wagner y Sergio Bertagni. Los encuentros teórico-prácticos se llevan adelante los lunes, miércoles y viernes en el Centro Cultural que funciona en el penal. La orquesta está consolidada y el próximo objetivo es que también se sume personal penitenciario.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.