San Isidro celebró Janucá

0
241

La ceremonia judía se realizó anoche en la Plaza del Maestro en Acassuso. El intendente Gustavo Posse participó de la festividad junto a vecinos, autoridades del Municipio y líderes de la religión.

En una noche llena de alegría y emoción, cientos de personas se reunieron en la Plaza del Maestro (Av. Santa Fe al 700, Acassuso)  para celebrar Janucá, la festividad judía conocida también como Fiesta de las Luminarias.

“Me encanta y emociona acompañar a la comunidad judía en este momento y que me inviten a encender el candelabro. Es una fiesta que celebramos con los vecinos en un marco de paz y unión”, afirmó Posse.

El Rabino Abraham Benchimol, que dirige el Beit Jabad de Martínez (organizador de la celebración), comentó: “Es una festividad de índole universal que lo festejamos en una plaza simbólica de San Isidro, en un clima de hermandad, entre todos los credos. Con mucha alegría y luz disipamos la oscuridad”.

cid_3fbc55e63d4440e6beacd4fd410fb9a3dhipolito

La celebración, que comenzó a las 19, tuvo actividades para toda la familia. Desde castillos inflables y juegos para los más pequeños hasta comidas hebreas tradicionales y bailes para los más grandes. También la emoción tuvo su protagonismo cuando se encendió el candelabro de ocho brazos, denominado menorá de Janucá.

“Hace muchos años que realizamos esta celebración en familia y para nosotros es una bendición porque podemos trabajar al igual que aquellos macabeos en equipo, con fe y esperanza, para lograr una comunidad en paz, con salud, trabajo y educación para todos”, expresó el secretario de Integración Comunitaria, Arturo Flier.

Janucá es un tradicional festejo religioso que conmemora, durante ocho días, la recuperación del gran Templo de Jerusalén, en manos de un grupo de judíos (conocidos como macabeos) cuando en el año II antes de Cristo vencieron al ejército helénico, que lo tenía apoderado. Según la historia hebrea, ocurrió un milagro ya que había un candelabro de siete brazos al que le pusieron aceite suficiente para arder un día pero duró ocho.

SIN COMENTARIOS