Posse visitó “La Sede del Mundial” en Martínez

0

El intendente de San Isidro miró el partido de fútbol entre Argentina y Bosnia en el nuevo complejo que ideó José Ignacio de Mendiguren, diputado nacional por el Frente Renovador. El predio tiene un estudio de televisión, pantallas gigantes de led y muchísimos juegos de entretenimiento.

 El día de ayer no empezó como cualquier otro domingo del año: después de cuatro años la selección nacional de fútbol debutó, ante Bosnia, en el Mundial Brasil 2014. “No hay mejor lugar que éste para ver deporte en Zona Norte”, dijo Esteban Tarcuendo, uno de los más de 300 vecinos que miraron el partido en “La Sede del Mundial”, en San Isidro.
14412394456_cfaadf9570_h

Al complejo, que fue ideado por José De Mendiguren – diputado nacional por el Frente Renovador y ex presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) – y está ubicado en Martínez, también asistió el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, junto al secretario de Integración Comunitaria, Arturo Flier, y el ex puma Enrique “Chino” Martínez.

“Estoy disfrutando el inicio del mundial en familia y con amigos como el Vasco (De Mendiguren) y el Chino. Desde el Municipio siempre apoyamos todas las propuestas que tengan como finalidad dar alegría y fomenten la unión social entre los sanisidrenses”, afirmó Posse.

La Sede del Mundial, que se inauguró el jueves pasado con el encuentro que disputaron Brasil y Croacia, es un espacio de tres mil metros cuadrados que cuenta con muchísimo entretenimiento: al tener el respaldo de empresas como ESPN, Banco Macro, YPF, Volkswagen, Quilmes, Noblex, Novecento, Pepsi y Personal presenta varios stands donde cada marca armó su alternativa. Metegoles; canchas de fútbol – tenis; televisiones con Play Stations; barras libres de cerveza y gaseosa; picadas con ingredientes para todos los gustos; y una infinidad de baldes con pochoclos para servirse son algunos ejemplos.

Además, en el lugar se organizó un torneo de fútbol femenino – tres contra tres – en el que cada equipo representa a una de las selecciones del Mundial y por eso juegan los mismos días en que los países juegan por la Copa. El premio para las ganadoras es un viaje por una semana, todo incluido, a Cancún.

14432148921_bf31513265_b

“Sentíamos la necesidad de buscar un lugar puertas adentro, en el conurbano norte, en el que los vecinos pudieran juntarse y ver el Mundial como si estuvieran en Brasil. Varias marcas decidieron apoyarnos y la respuesta es bárbara”, sostuvo Marcelo Carballar, productor de La Sede del Mundial.

Como principales atracciones, en el complejo se montó un estudio de televisión propio – que la cadena ESPN utiliza para hacer salidas en vivo en la previa de los partidos o entre tiempos – y dos pantallas gigantes de led, que tienen un audio que “simula estar dentro de la cancha” y están rodeadas de mesas, sillones y puffs. También de espaldas al lugar, se colocó un cartel led, que da hacia la autopista Panamericana, con anuncios o información resumida de cada encuentro.

Paralelo al entretenimiento, se lleva adelante una fuerte campaña solidaria: De Mendiguren anunció un convenio con la ONG Red Solidaria, del activista social Juan Carr, y con la institución Missing Children. “En cada partido mostraremos, a través de las pantallas y el cartel, fotos de personas que estén desaparecidas o sean víctimas de trata, oriundas de los países que jueguen”, explicó.

A su lado, Posse destacó esta labor y remarcó que hay que aprovechar el Mundial para difundir las imágenes y hacer hincapié en esta problemática. “Más de cuatro mil millones de personas de todo el mundo están pendientes de este acontecimiento deportivo”, enfatizó.

Para apoyar esta causa, los concurrentes de ayer se sacaron “selfies” (autofotos) con la imagen de María Cash, desaparecida desde 2011.

Tomás Ian, de Tigre, contó que sufrió un poco “por el flojo primer tiempo que jugó Argentina” pero que se divirtió un montón y le encantó la pantalla.

Marcos “Pocho” Méndez, oriundo de Villa de Mayo, dijo que disfrutó del predio mientras degustaba varios quesos con jamón; y que esperaba ganar las dos camisetas de argentina que se sortearon al final del encuentro.

“Un amigo me dijo de venir y no dudamos. Ahora, por cábala, voy a volver todos los partidos”, concluyó Marcos Insaurrada.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.