Morón profundiza su compromiso ambiental

0
117

Se sumarán a la flota de tránsito comunal para operativos de prevención y control vehicular en zonas céntricas de Morón. No necesitan ni nafta, ni gas: se mueven con baterías recargables que permiten un rendimiento promedio de 65 kilómetros.

Con el objeto de promover el uso de energías alternativas tendientes a reducir la contaminación sonora y la emisión de gases de efecto invernadero y contaminantes, Morón se convirtió en el primer Municipio de la Provincia en sumar autos eléctricos a la flota de tránsito comunal para ser utilizados en tareas de prevención y control vehicular en zonas céntricas del distrito.

En este sentido, en el año de las energías renovables, se adquirieron dos unidades Sero Electric, el primer auto eléctrico nacional, modelo Sedan. Con esta incorporación en la Dirección de Tránsito y Transporte, no sólo habrá mayor presencia municipal en los barrios, sino que también se impulsa el uso de energías limpias, que cuidan el medio ambiente y promueven la implementación de tecnologías sustentables.

40a164d8-b049-4d2b-81cb-8061c5f62d17

“Los autos eléctricos se abocarán a la prevención y harán tareas de relevamiento e inspección, como así también participarán en el reordenamiento vehicular en caso de cortes programados por obras, por ejemplo. Recorrerán todo el Partido, especialmente las zonas céntricas”, aseguró la directora de Tránsito, Diamela Alvarito, quien recordó que en diciembre del año pasado el Honorable Concejo Deliberante estableció una ordenanza que habilita su libre circulación en Morón.

Dentro de las ventajas comparativas respecto a un vehículo tradicional, estos rodados, que alcanzan una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora, no necesitan ni nafta, ni gas para movilizarse: se mueven con baterías que tienen un rendimiento promedio de 65 kilómetros, según la potencia que se utilice, lo que abarata considerablemente su costo de mantenimiento. Asimismo, la recarga es sencilla, igual a la de cualquier dispositivo electrónico: se enchufa a un toma eléctrico doméstico a 220V y entre cinco y siete horas se carga por completo.

Silenciosos, ecológicos y seguros, por su tamaño no dañan el pavimento y ofrecen una mayor maniobrabilidad, favoreciendo el acceso a puntos estratégicos de la comuna. Su extensión es de 2,35 metros, pesa sólo 340 kilogramos y tiene una capacidad de traslado de hasta dos personas.

Además, viene con caja automática con marcha adelante, marcha atrás y punto muerto, para un fácil manejo. Por otro lado, su iluminación está compuesta en su totalidad por LED para optimizar el consumo de energía

SIN COMENTARIOS