Primo Miércoles y Primo Jueves, el nuevo ciclo de cine nacional de San Isidro

0
127

Organizado por el Municipio, la primera edición del festival gratuito tendrá destacadas óperas primas del séptimo arte argentino los primeros miércoles y jueves de abril, mayo, junio y julio en distintos espacios del distrito.

Una vez más la pantalla grande será el centro de atención en San Isidro. En esta ocasión, de la mano de Primo Miércoles y Primo Jueves, un nuevo ciclo de cine nacional organizado por el Municipio, que propone conocer destacadas óperas primas del séptimo arte.

La cita será los primeros miércoles de abril, mayo, junio y julio en el Teatro del Viejo Concejo, ubicado en 9 de Julio 512, y los primeros jueves de los mismos meses en la Asociación Canaria, en Avenida B. Ader 1067, Villa Adelina. Siempre a las 19.30 y con entrada gratuita.

“Nos parece importante que los vecinos tengan acceso a este tipo de películas con entrada gratuita. Directores jóvenes, talentosos, y películas recientes y muy premiadas, que no suelen permanecer mucho tiempo en cartelera por cuestiones comerciales. Esta es una excelente oportunidad para disfrutarlas“, expresó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria General de Cultura de San Isidro.

Convocar a los seguidores del cine nacional, pero también acercar a los que dudan de él, es parte del objetivo de este ciclo que abrirá el 5 y 6 de abril con El estudiante, de Santiago Mitre, considerada tras su estreno, en 2011, como el último fenómeno argentino del cine independiente.

El 3 y 4 de mayo será el turno de Los salvajes, del mendocino Alejandro Fadel, un filme impactante y de bajísimo presupuesto, que se alzó con varios premios internacionales, incluido el de la crítica del Festival de Cannes.

La libertad, de Lisandro Alonso, llegará a la pantalla sanisidrense el 7 y 8 de junio; otra cara muy conocida en el festival francés, ya que todas sus películas pasaron por algunas de sus prestigiosas secciones.

El 5 y 6 de julio marcarán el cierre del festival con la proyección de El invierno, de Emiliano Torres, una coproducción franco-argentina rodada bajo extremas condiciones geográficas en El Chaltén, El Calafate y Río Gallegos, que aborda temas como el desarraigo, la ambición y la soledad extrema.

SIN COMENTARIOS