Un nuevo fármaco experimental reduce un 73% los sofocos diarios de la menopausia

0
143

Los investigadores de la universidad Imperial College de Londres mostraron que “con el fármaco las mujeres que sufren siete o más sofocos al día no sólo pueden reducir los síntomas, sino también su gravedad e impacto”.

Las mujeres que padecen sofocos frecuentes durante la menopausia podrían reducir en un 73% los síntomas gracias a un nuevo fármaco que está en fase experimental, según un ensayo realizado en el Imperial College de Londres, informaron este lunes desde esa casa de altos estudios.

Los investigadores de esa prestigiosa universidad británica, especializada en ciencia, ingeniería, medicina y negocios, mostraron que “con el fármaco las mujeres que sufren siete o más sofocos al día no sólo pueden reducir los síntomas, sino también su gravedad e impacto”.

El equipo de investigadores espera que el estudio, que pasó la fase inicial con éxito y actúa en el cerebro, “brinde esperanza a las mujeres afectadas por los sofocos que no pueden utilizar la terapia de reemplazo hormonal (TRH)”.

Waljit Dhillo, profesor de investigación del Departamento de Medicina del Imperial, dijo que “si una mujer tiene más de siete sofocos al día y el fármaco le permite reducir unas tres cuartas partes de los mismos, es un impacto significativo en su calidad de vida”.

La menopausia se produce cuando se detiene el período menstrual en la mujer y ya no es capaz de tener hijos de forma natural.

A medida que los niveles estrógenos caen, por lo general entre los 45 y 55 años, se producen una serie de cambios físicos que incluyen sofocos (sensación de calor en distintas partes del cuerpo) y sudoración excesiva.

Para muchas mujeres esos sofocos pueden ser sólo algo incómodo, pero para otras son graves episodios frecuentes que pueden dejar la ropa y las sábanas empapadas de sudor, así como también generar problemas de insomnio que afecten su vida laboral, social y familiar.

“La TRH puede ser un tratamiento efectivo para algunas mujeres, pero puede no ser adecuado para todas”, explicaron desde la casa de estudios londinense.

Esa terapia, que consiste en tomar suplementos de estrógeno regulares para aliviar los síntomas, puede aumentar el riesgo relativo de cáncer de mama y el riesgo de coágulos de sangre, precisaron.

El nuevo compuesto es un fármaco llamado “MLE4901”, originalmente desarrollado por el laboratorio AstraZeneca y con licencia para Millendo Therapeutics. El estudio fue realizado en 28 voluntarias elegidas al azar a las que se administró la droga durante un período de cuatro semanas y un placebo por otras cuatro semanas adicionales.

Los investigadores encontraron que el compuesto MLE4901 “redujo significativamente el número total de sofocos durante el período de tratamiento, así como su gravedad, en comparación con el placebo”, y agregaron que la droga “también ayudó a mejorar la calidad del sueño de las mujeres menopaúsicas”.

Por su parte, Julia Praga, autora del estudio, comentó que “fue muy emocionante ver como cambió la vida de las mujeres que participaron del experimento”.

“Para millones de menopáusicas sus síntomas son intolerables y los padecen en silencio, ya que es un tema tabú y las opciones de tratamiento son limitadas”, explicó.

Asimismo una de las participantes, Elaine Barker (61), dijo que “cuando se enteró del estudio decidió sumarse ya que pensó que si funcionaba sería de utilidad para las mujeres menopáusicas, las actuales y las futuras”.

“Yo era una persona que sufría día y noche los sofocos y cualquier cosa que pudiera mejorar la calidad de mi vida valdría la pena.

Al tomar el medicamento, mis sofocos se redujeron notablemente durante la noche y mi calidad de sueño mejoró”, afirmó.

SIN COMENTARIOS