Diputados aprobó un proyecto para garantizar el servicio de luz a personas electrodependientes

0
119

La iniciativa fue aprobada por unanimidad, con 211 votos, y girada en revisión al Senado. El proyecto busca garantizar a quienes requieren el servicio eléctrico por problemas de salud el suministro de forma gratuita e ininterrumpida en sus domicilios.

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad, con 211 votos y giró en revisión al Senado, un proyecto de ley para garantizar el suministro permanente y gratuito de energía eléctrica a las personas “electrodependientes”, que lo requieren por problemas de salud.

El plenario legislativo sancionó este dictamen en base a una propuesta del ex funcionario y diputado kirchnerista Carlos Castagneto, con el fin de solucionar el problema de las personas que deben tener luz para utilizar aparatología o mantener la cadena de frío de sus medicamentos.

A la primera sesión del año asistieron varios familiares que requieren del servicio eléctrico para preservar su salud. Entre ellos Conrado, un niño que debió llegar en ambulancia y por quien se redujo el tiempo de exposición de los legisladores para que pudiera estar en el momento de la votación.

El debate fue abierto por el presidente de la comisión de Discapacidad, el kirchnerista Alberto Ciampini, quien destacó el consenso alcanzado por todas las fuerzas políticas para sancionar esta ley y dijo que estos usuarios “necesitan un tratamiento especial para poder preservar su salud”.

En tanto, el presidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), señaló que el consenso permitió tener aprobado en diputados esta iniciativa y pidió la adhesión a esta iniciativa de las provincias que “no cuenten con una ley de electrodependencia”.

Castagneto, autor del proyecto, dijo que “la energía será gratuita para los electrodependientes a partir de la sanción de esta Ley” y destacó que “la dignidad de las personas no puede ser avasallada por la economía y la salud no puede depender de la buena voluntad de algunas distribuidoras del servicio público de energía eléctrica.”

“Con la aprobación de esta norma podremos mirar a los ojos a los padres de Caterina, de Joaquín y de tantos otros niños y mayores que necesitan el acompañamiento del Estado y decirles que hemos cumplido”, agregó.

En tanto, el diputado radical Héctor Gutiérrez aseguró que, a través de este proyecto, se busca “saldar una deuda desde el Poder Legislativo con un sector de la sociedad”.

Desde el bloque justicialista, Pablo Kosiner dijo que los problemas de la sociedad “se solucionan con mas estado para ayudar a las personas para preservar su salud” y advirtió: “hoy estamos resolviendo un problema de un sector vulnerable pero ahora tendremos otros que son los trabas que están poniendo empresas de transporte a las personas con discapacidad”

El proyecto denomina “electrodependientes por cuestiones de salud” a las personas que requieran de un suministro eléctrico “constante y en niveles de tensión adecuados” para poder alimentar el equipamiento prescripto por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud.

También determina que la persona que esté registrada en esta categoría tendrá “garantizado e su domicilio el servicio eléctrico en forma permanente” y el medidor de dicho domicilio “deberá estar debidamente identificado”.

Además establece que el titular de este servicio tendrá un tratamiento tarifario especial gratuito en el servicio público de provisión de energía eléctrica que se encuentre bajo jurisdicción nacional.

Otro punto clave del proyecto es que la empresa distribuidora entregará al electrodependiente un grupo electrógeno o el equipamiento adecuado sin cargo, incluyendo los costos de funcionamiento asociados, capaz de brindar la energía eléctrica necesaria.

El dictamen votado por los diputados fija que la empresa distribuidora deberá habilitar una línea telefónica especial gratuita de atención personalizada destinada exclusivamente a la atención de los usuarios.

La creación del registro de electrodependientes dependerá del Ministerio de Salud de la Nación pero no invalidará los registros especiales constituidos por autoridades regulatorias o empresas distribuidoras.

SIN COMENTARIOS