Garate: “Es alarmante la caída en el consumo de leche y carne, producto del incremento de precios”

0
180

El diputado provincial del Frente Renovador, Pablo Garate, reclamó que se declare la Emergencia Alimentaria en la provincia de Buenos Aires y consideró “alarmante” la caída en el consumo de leche y carne, “producto del incremento de precios, que lleva a que los sectores más humildes se vean obligados a un cambio de dieta”.

Garate ingresó en la Legislatura bonaerense un proyecto de ley por el cual solicita se declare en emergencia alimentaria a la Provincia de Buenos Aires por 12 meses, para garantizar la provisión de los bienes o productos básicos de la canasta familiar a las organizaciones de la sociedad civil que se encuentran desarrollando actividades relacionadas con el servicio de prestación de alimentos, o -en forma directa y descentralizada a través de los municipios-, a las familias afectadas por la crisis socio-económica y en especial a los niños

“En la Argentina actual crecen los despidos y la pobreza, y estos nos lleva a que muchos de los chicos que asisten a comedores tengan bajo peso y riesgo de malnutrición producto de la mala y escasa alimentación”, resaltó el diputado de Tres Arroyos.

Cabe destacar que cuando hablamos de alimentación y de seguridad alimentaria estamos hablando, sobre todo, de una alimentación suficiente, nutritiva y de calidad, que es condición indispensable para una vida sana y para alcanzar el desarrollo pleno de las personas y los pueblos.

“El Estado tiene la obligación de asegurar, por lo menos, que los habitantes de su territorio no mueran de hambre. Como tal, el derecho a la seguridad alimentaria está intrínsecamente asociado al derecho a la vida, principal derecho por el que debemos velar quienes tenemos responsabilidades públicas”, argumentó Garate.

Finalmente, reclamó: “Es de suma importancia poner como prioridad la alimentación de los niños hoy, ya que son el futuro, es alarmante ver los números que muestran caída en el consumo de leche, caída en el consumo de la carne, y esto es producto del incremento de precios, que lleva a que los sectores más humildes se vean obligados a un cambio de dieta, ya que pasan de comer carne y proteínas a comer harinas, guisos, esta mala alimentación hace que muchos chicos, tengan un peso por sobre el que deberían tener a su edad”.

SIN COMENTARIOS