Tagliaferro supervisó el avance de la repavimentación de Pueyrredón

0
159

Junto a vecinos del barrio, el Intendente recorrió la obra de reconstrucción con hormigón de esta arteria clave, en el tramo comprendido entre Arenales y la avenida Don Bosco, por donde circula gran parte del tránsito pesado.

El Intendente Ramiro Tagliaferro supervisó los avances de la repavimentación de Pueyrredón, que divide Morón de Haedo, en el tramo comprendido entre Arenales y la avenida Don Bosco. Se trata de una de las arterias principales que utiliza buena parte del tránsito pesado, como alternativa al Camino de Cintura.

Los trabajos, al igual que los que se realizan simultáneamente en Marconi entre Urquiza y la colectora de la Autopista del Acceso Oeste, en El Palomar, se dan en el marco de un convenio firmado con la Secretaría de Transporte de Nación para mejorar los accesos con alto flujo de transporte público de pasajeros y de carga.

“Esta es una obra que los vecinos vienen reclamando hace décadas y sabemos que es uno de los corredores más importantes del distrito. Es por eso que decidimos avanzar en ella como con la de la Ruta 4 o la calle Marconi, para que el tránsito de todo el partido pueda tener mayor fluidez y seguridad”, aseguró Tagliaferro al recorrer los trabajos junto a vecinos del barrio.

En este sentido, sobre Pueyrredón, las tareas incluyen la remoción total del pavimento existente, la nivelación y solidificación del suelo y la colocación de dos capas de hormigón, una de tipo H-13 de 15 centímetros y la más superficial de tipo H-30, de alta calidad, de 20 centímetros, apta para la circulación de tránsito pesado. A su vez, completarán las tareas de hormigonado, la colocación de una malla de acero soldada, barras de unión y pasadores en cada una de las juntas del pavimento.

Asimismo, esta intervención, que mejorará el escurrimiento de las aguas pluviales, incluirá la reparación de las veredas que eventualmente fueran afectadas y el correspondiente señalamiento vertical y horizontal, que comprende la demarcación de sendas peatonales, bandas de frenado y cartelería indicativa.

Con una duración prevista de 180 días de trabajo real, dependiendo de las condiciones climáticas, las tareas son supervisadas por las Secretarías de Planificación Estratégica y de Obras y Servicios Públicos.

SIN COMENTARIOS