San Fernando encontró un hogar para la pitbull Agustina

0
235

A través del Programa Municipal ‘Bienestar Animal’, la Dirección de General de Zoonosis unió al matrimonio Grillo y su bóxer Zeuz, con la canina que tras un fallo judicial -por vivir en una casa donde no le daban los cuidados necesarios- quedó en manos de la dependencia-. Hoy, tras el trabajo de la Comuna, la pitbull Agustina encontró una familia.

La historia de la pitbull Agustina podría haber sido la misma de tantos perros que criados en hogares sin los cuidados necesarios, devinieron en animales violentos y peligrosos. Muchos de ellos, secuestrados por la Justicia y colocados en caniles sin un destino claro. Pero gracias al trabajo del Municipio de San Fernando, la canina logró reintegrarse en sociedad y los vecinos Fabián Grillo y Carolina Simi, junto a su bóxer Zeuz, son su nueva y afectuosa familia.

El mecanismo detrás de este final feliz es el ‘Programa de Bienestar Animal’, lanzado por la Dirección General de Zoonosis de San Fernando. El responsable a cargo, el Dr. Hernán Zubizarreta, explicó el caso: “Esta pitbull vivía con otro perro de la misma raza en una casa donde no recibían el cuidado apropiado. Los dueños los dejaban sueltos en la calle. En tres oportunidades, hemos intervenido realizando observaciones antirrábicas. Y finalmente, el juez de faltas solicitó un informe ambiental para ver en qué condiciones estaban los animales”.

“Fueron secuestrados y traídos a Zoonosis –agregó-. Empezamos con la difícil tarea de encontrarles un hogar, en diciembre del año pasado. Los fuimos socializando con otros perros y personas. Se publicaron en redes, y así fue que esta familia se interesó por la perra. Ya hace un mes que vienen trabajando. Hubo un proceso de conocimiento de ambas partes. La vieron, la visitaron con su perro, verificaron que tuvieran química, y luego la pitbull pasó un domingo en su casa, y todo con el control de nuestra adiestradora Raquel Peralta”.

Fabián Grillo y Carolina Simi son los dos vecinos del partido de San Martín que vieron el aviso publicado y decidieron adoptar a la pitbull. “La encontramos de casualidad, empezamos primero adoptando a Zeus que es un bóxer y vimos que necesitaba más que compañía humana, necesitaba compañía canina animal”, dijo Grillo.

“El pitbull es un amor –consideró-, hasta para que mi señora no le tenga miedo. Por eso, el programa me parece muy bueno. Nosotros ya tenemos un perro pero que entre los canes generen un vínculo, como nosotros, me parece buenísimo. E ir despacio tranquilo y no de golpe llevarlo. Hasta ahora, muy bueno”.

En relación al ‘Programa de Bienestar Animal’, Zubizarreta explicó que “consiste en que los animales que tiene que ser dados en adopción, sean entregados de manera responsable por parte de quien lo recibe y quien lo otorga; con la ayuda de las protectoras, se suben las fotos a páginas web para que la gente sepa que están en Zoonosis. Los interesados se comunican y exponen sus necesidades”.

En este sentido, planteó que “el hogar cumpla con los requisitos de abrigo, alimento y el bienestar que deba tener en la casa”. Reunidas estas condiciones, el perro se entrega en adopción con un contrato establecido con Zoonosis. Después se hace un seguimiento para verificar que se vayan cumpliendo en el hogar las cosas que necesita el animal, sea vacunación o castración.

La Dirección General de Zoonosis, a través del programa El Municipio en tu Barrio, sostiene un plan integral de castración, vacunación y desparasitación gratuita con un quirófano itinerante en distintos barrios del distrito, y en su sede (Malvinas Argentinas 3100, Victoria. Tel 4580-5732)

SIN COMENTARIOS