Bélgica, el próximo obstáculo argentino

0
77

Con goles de De Bruyne y Lukaku, en tiempo suplementario, los belgas derrotaron a los norteamericanos por 2 a 1 en Salvador y serán rivales de Argentina en cuartos. Descontó Green.

Bélgica jugará en cuartos de final con Argentina, que en el primer turno de la jornada eliminó a Suiza por 1-0 también en tiempo suplementario, el sábado, en el estadio Nacional `Mane` Garrincha, de Brasilia.

La justicia llegó en el suplementario para el conjunto europeo que hizo todo para ganar el partido con anterioridad pero se encontró con la gran figura del arquero Tim Howard, que le retrasó el festejo.

El encuentro, desde el comienzo, fue sumamente entretenido y mostró a Bélgica con mayor ambición que su rival, buscando el arco contrario como objetivo principal mostrando una gran vocación ofensiva.

Bélgica, que finalizó en el primer lugar del Grupo H con puntaje ideal tras tres victorias (Argelia, Rusia y Corea), se hizo dueño de las acciones a partir de la interesante actuación de Marouane Fellaini, un jugador que se para en el campo como cinco clásico y termina definiendo situaciones, y la explosión de Kevin De Bruyne, también mediocampista.

Del otro lado, Estados Unidos, segundo del Grupo G con 4 puntos, se vio sobrepasado por su rival y solo se dedicó a defenderse y apostar sus chances ofensivas a las contras -no se le dio ninguna- y a algún pelotazo para el solitario Clint Dempsey.

Al minuto, De Bruyne habilitó a Divock Origi, único delantero neto del equipo europeo, pero falló en el mano a mano con Tim Howard, que con los pies mandó al córner el disparo de derecha.

A los 20m. De Bruyne tomó una pelota en la puerta del área, enganchó bien ante la marca de Omar González y con Howard sólo en el horizonte, le pegó mordido y la pelota se fue al lado del palo derecho del arquero norteamericano.

Luego, una gran jugada por izquierda de Eden Hazard, la figura belga que aún no explotó en el torneo, habilitó a Jan Vertonghen, que desbordó y en vez de definir envió el centro y cerró justo Michael Bradley cuando entraba Fellaini para definir.

En la segunda parte, Bélgica fue un vendaval. Tuvo ocasiones de peligro de todo tipo. La primera, a los 10m. un centro desde la izquierda de Vertonghen que le pasó por debajo de los pies a Origi cuando tenía el arco a su merced y en la jugada siguiente un cabezazo del moreno delantero dio en el travesaño.

Después, a los 28m. un mano a mano de Origi que sacó Howard con su mano izquierda al córner, a los 32m. el ingresado Kevin Mirallas enfrentó al arquero, que esta vez salvó con los pies y para culminar un disparo de Hazard que la figura de la cancha evitó el gol en contra de su arco.

Sobre el final, Kompany en una patriada pudo haber marcado el gol del triunfo, pero nuevamente se encontró con el arquero estadounidense.

En la primera parte del tiempo suplementario, Bélgica se sacó la `mufa` y pudo vencer a Howard en dos oportunidades. Todo parecía definido, sin embargo el ingresado Green descontó apenas comenzado los últimos 15 minutos de juego y dejó la intriga hasta el final.

SIN COMENTARIOS