Tagliaferro recorrió junto a Vidal el avance de la obra hidráulica French Azcuénaga

0
124

Junto a la Gobernadora, el Intendente supervisó los avances de la segunda etapa de la obra de saneamiento que brindará una solución a los anegamientos de más de 80 mil vecinos de Morón. Con el esfuerzo conjunto de Nación, Provincia y Municipio, se reactivó y finalizó la primera etapa, que había quedado paralizada en octubre de 2015 por falta de pago de la gestión anterior.

El Intendente Ramiro Tagliaferro y la Gobernadora María Eugenia Vidal recorrieron los avances de la segunda etapa de la obra de saneamiento hidráulico de la Cuenca French-Azcuénaga, que es una continuación de la primera etapa -ya ejecutada sobre la calle Larrea desde Jujuy hasta Gaeberler- y que permitirá dar solución definitiva a la situación de inundaciones de más de 80 mil vecinos de Morón, que vienen reclamando obras concretas para resolver los anegamientos desde hace años.

Durante la recorrida, de la que también participó el Secretario de Planificación Estratégica Leandro Ugartemendia, Tagliaferro expresó: “Los vecinos están contentos porque ven que la obra se está realizando. Sabemos que puede haber algunas molestias en la vida cotidiana, pero entienden perfectamente que esto es una solución de fondo, que esperaron durante muchos años”.

En esta segunda etapa, que arrancó en marzo, el proyecto se extenderá sobre la calle Larrea, desde Gaeberler hasta la avenida Rivadavia, en Morón, cruzando por debajo de las vías del ferrocarril Sarmiento. Allí se construye un conducto de hormigón que posee una sección rectangular de 4,20 por 2,00 metros y una longitud de 553 metros lineales con 3 túneles linner de 2.00 metros de diámetro cada uno, con sus respectivos ramales sobre Constituyentes y Juez de la Gándara, entre Beruti y Larrea, e Ingenieros, desde Azcuénaga hasta Larrea.

Además, los trabajos comprenden la construcción de cámaras de empalme, sumideros y bocas de tormenta que optimizarán el proceso de escurrimiento superficial de las aguas pluviales. Esta segunda etapa, implicará unos 240 días de trabajo real, dependiendo de las condiciones climáticas.

Cabe destacar que la primera etapa se había frenado en octubre de 2015 por falta de pago de la gestión anterior y fue reactivada en mayo de 2016 por iniciativa del Intendente y la colaboración del Gobierno nacional. Ya finalizada, mejoró significativamente la situación hidráulica de la zona.

El Intendente agregó que el equipo del Gobierno de Morón espera “con mucha ansiedad terminar esta etapa para empezar la tercera, que ya está en licitación, y completar esta obra”. “Todo esto es posible gracias a un Estado que está al servicio de su gente, a la enorme vocación de la Gobernadora y la gran ayuda de la Provincia. Vamos a seguir haciendo lo que tenemos que hacer para cambiarle la vida a cada vez más vecinos”, concluyó.

Esta intervención, que es producto del trabajo conjunto entre Municipio y Provincia, con participación de Nación, se suma a otros importantes a nivel hidráulico que se están materializando en todo el distrito, como el saneamiento hidráulico Barrio Seré que evitará futuras inundaciones en Castelar Sur. Asimismo, luego de cuatro años y tras quedar paralizada por la gestión anterior, finalizó la Cuenca Boquerón y también concluyó el ramal II de la Cuenca Haedo Norte.

SIN COMENTARIOS