El programa “Cerca de Noche” pasó por el barrio La Cava de Beccar

0
225

Es un operativo nocturno que brinda asistencia a los vecinos que atraviesan situaciones de violencia de género e intrafamiliar, problemas de adicciones o emergencias sociales.

El programa “Cerca de Noche” estuvo en la plaza 12 de Octubre del barrio La Cava de Beccar, donde se montaron unidades móviles para asistir a los vecinos que atraviesan por situaciones de violencia de género e intrafamiliar, problemas de adicciones, o emergencias sociales.

El programa, que funciona de 18 a 24, es coordinado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia con la participación del Organismo provincial de la Niñez y Adolescencia, la Subsecretaría de Género y Diversidad, los Ministerios de Salud y Seguridad, y los equipos municipales.

“Acercar el Estado a los vecinos que más lo necesitan es un concepto promovido por la gobernadora Vidal. Esta propuesta, que se realiza fuera de los horarios convencionales, rompe con el aislamiento, la soledad, y asiste a personas que pasan por situaciones críticas”, contó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Durante la tarde-noche, las unidades móviles -con un equipo de profesionales, trabajadores sociales, psicólogos y médicos,- ofrecen asesoramiento social a quienes necesitan ayuda en situaciones de urgencia, como las provocadas por la violencia de género e intrafamiliar, adicciones, seguridad o atención de salud mental.

“Es un horario donde todas las instituciones están cerradas, y este programa llega a aquellas personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad social. Hay guardias nocturnas en el lugar, con un equipo de profesionales para generar atención y resolver urgencias sociales”, sumó Julieta Galarraga, de la Dirección de Violencia Familiar del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires.

Además, la propuesta asiste y capacita a los niños con talleres artísticos de dibujo, pintura y obras teatrales.

Al lado de su hijo, Marcos Vega expresó: “La propuesta esta buenísima, nos brinda contención y nos ayuda a salir de situaciones muy feas. Ojalá que se pueda seguir desarrollando”.

Mientras dibujaba una casa, Jeremias Suárez de 6 años, dijo que le gustó mucho el taller y que aprendió a usar temperas.

“Me parece muy bien que estos programas estén al alcance de todos. Es muy bueno que nos ayuden y que se acerquen hasta acá”, concluyó Justina Valdez, vecina del barrio La Cava.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.