El programa “Cerca de Noche” pasó por el barrio La Cava de Beccar

0
154

Es un operativo nocturno que brinda asistencia a los vecinos que atraviesan situaciones de violencia de género e intrafamiliar, problemas de adicciones o emergencias sociales.

El programa “Cerca de Noche” estuvo en la plaza 12 de Octubre del barrio La Cava de Beccar, donde se montaron unidades móviles para asistir a los vecinos que atraviesan por situaciones de violencia de género e intrafamiliar, problemas de adicciones, o emergencias sociales.

El programa, que funciona de 18 a 24, es coordinado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia con la participación del Organismo provincial de la Niñez y Adolescencia, la Subsecretaría de Género y Diversidad, los Ministerios de Salud y Seguridad, y los equipos municipales.

“Acercar el Estado a los vecinos que más lo necesitan es un concepto promovido por la gobernadora Vidal. Esta propuesta, que se realiza fuera de los horarios convencionales, rompe con el aislamiento, la soledad, y asiste a personas que pasan por situaciones críticas”, contó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Durante la tarde-noche, las unidades móviles -con un equipo de profesionales, trabajadores sociales, psicólogos y médicos,- ofrecen asesoramiento social a quienes necesitan ayuda en situaciones de urgencia, como las provocadas por la violencia de género e intrafamiliar, adicciones, seguridad o atención de salud mental.

“Es un horario donde todas las instituciones están cerradas, y este programa llega a aquellas personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad social. Hay guardias nocturnas en el lugar, con un equipo de profesionales para generar atención y resolver urgencias sociales”, sumó Julieta Galarraga, de la Dirección de Violencia Familiar del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires.

Además, la propuesta asiste y capacita a los niños con talleres artísticos de dibujo, pintura y obras teatrales.

Al lado de su hijo, Marcos Vega expresó: “La propuesta esta buenísima, nos brinda contención y nos ayuda a salir de situaciones muy feas. Ojalá que se pueda seguir desarrollando”.

Mientras dibujaba una casa, Jeremias Suárez de 6 años, dijo que le gustó mucho el taller y que aprendió a usar temperas.

“Me parece muy bien que estos programas estén al alcance de todos. Es muy bueno que nos ayuden y que se acerquen hasta acá”, concluyó Justina Valdez, vecina del barrio La Cava.

SIN COMENTARIOS