Jornadas de reflexión sobre violencia y armas de fuego en escuelas de San Fernando

0
122
El Registro Nacional de Armas (Renar) llevó a cabo la jornada de sensibilización Desarmando Mitos. Reflexiones sobre las armas de fuego en nuestra sociedad en las Escuelas Técnicas N2 y N3 de la localidad de San Fernando, en la zona norte del Gran Buenos Aires. 

Participaron estudiantes de segundo y tercer año, además de los docentes y directivos de las instituciones, y en el caso de la EET N°2 estuvieron presentes integrantes del centro de estudiantes, cuya participación fue enriquecedora para el desarrollo del taller y la reproducción de los contenidos en el resto de los cursos que no pudieron participar.

El propósito de la propuesta del Renar es sensibilizar sobre los riesgos de las armas de fuego en manos de civiles, visibilizar al desarme voluntario como una forma de prevenir y reducir la violencia, y la importancia de la resolución pacífica de conflictos.

En ese marco, el director del Renar, Matías Molle, sostuvo: “creemos fundamental trabajar sobre la dimensión simbólica construida sobre las armas de fuego en nuestra cultura”, y agregó que se trata de “complementar al desarme voluntario, en tanto reducción concreta de armas de fuego, con el desarme de ciertas creencias y representaciones sociales arraigadas en el sentido común que asocian a las armas con la idea de ´protección-seguridad´”.

Estos mitos hacen que se minimicen los riesgos que implican las armas  tanto al interior de un hogar como para el resto de la comunidad, afirmó el funcionario.

A su vez, la propuesta para jóvenes hace hincapié en reflexionar sobre ciertos valores y connotaciones positivas que se le confiere al uso de la violencia y las armas de fuego como medios para disputar reconocimiento y estatus dentro de determinados grupos juveniles, esto es, lo que distintos especialistas en violencia juvenil han denominado “la cultura del aguante”.

Este tipo de experiencias sirven de instancias para el intercambio, reflexión y  diálogo entre los saberes técnicos, los saberes populares, las experiencias personales y las vivencias de los jóvenes.

“Creemos necesario dar este debate con los distintos actores de la comunidad, sobre todo con las futuras generaciones, para poder lograr una transformación cultural que pondere el diálogo, el respeto  a la diversidad  y la resolución pacífica del conflicto, en detrimento de la violencia y el uso de armas de fuego”, concluyó Molle.

SIN COMENTARIOS