Más de 100 abuelos “cuentacuentos” en San Isidro

1
343

Destinado a mayores de 50 años, el programa de narradores y lectores de cuentos para chicos propone un acercamiento al universo de la literatura infantil. Participar es gratis y se dicta los martes, de 9 a 11, en el Centro Cívico de Beccar (avenida Centenario 1891).

“Los únicos requisitos para participar son compromiso y vocación por la lectura. La devolución más rica es la que dan los chicos. Se establece un vínculo tan intenso y tan cariñoso entre abuelos y niños, que vale la pena ser parte”, afirma Gabriela Deza, coordinadora de Abuelos de Cuento, el curso gratuito que – a través de la narración oral – propone un acercamiento al universo de la literatura infantil.

Alrededor de 110 abuelos son parte de este programa que organiza la Subsecretaría de Comunicación y Cultura de San Isidro. Participar es gratis y se dicta los martes, de 9 a 11, en el Centro Cívico Beccar (Avenida Centenario 1891).

“El programa apunta a formar abuelos narradores de cuentos para niños. Durante todo el año, se capacitan en literatura infantil y después hacen una práctica de voluntariado social en escuelas del Municipio y en eventos especiales como la Feria del libro y Expo Cultura. Al visitar todos los meses al mismo grupo de chicos, hacen una labor de mediación cultural muy importante”, afirma Deza. Y agrega que el programa existe desde 2007, cuando empezaron con un grupo de 20 alumnos: “Fuimos creciendo año a año. Hoy tenemos una multitud de abuelos; el cupo está cubierto pero pueden anotarse para el año que viene”.

14203971709_c3b9295da3_c

Graciela Rodríguez, narradora oral y profesora del programa, explica que las clases tienen una parte teórica y otra práctica con ejercicios expresivos para aprender a manejar el cuerpo y a transitar sobre los textos.

“Estar en este voluntariado, a esta edad, es una satisfacción enorme. A través del contacto con los niños volvemos a revivir nuestra infancia. Las abuelas no estamos para quedarnos arrinconaditas en casa sino que estamos activas en la vida. Me parece muy importante que el Municipio lo organice porque tiene en cuenta al vecino, sin importar la edad. Y que sea gratis es fundamental”, afirma Elsa Egici, de 77 años y vecina de Boulogne.

Graciela Rizo, de 54 años, viaja desde Carapachay para asistir al curso. Cuenta que decidió anotarse porque le gusta mucho leerle a los chicos. “Tengo un nieto de siete años al que le leo desde pequeño y quería capacitarme más. Acá se genera un encuentro especial entre abuelos y quien lo dirige es una persona preciosa”, subraya.

Guillermo Leini, de Martínez, tiene 77 años y destaca que lo que más le gusta es el agradecimiento de los niños: “Cuando vamos al colegio los chicos nos abrazan, nos besan y se ponen muy contentos. Me parece genial que la Municipalidad de este curso gratis, que ayuda a la cultura e introduce a los chicos en la lectura”.

 

Para más información, escribir a abucuento@gmail.com

1 COMENTARIO