San Fernando continúa con los controles de plagas en el Barrio Crisol

0
154

El Municipio lleva adelante operativos de desratización y colocación de cebos en las calles y domicilios de todo el distrito. “Se trata de un trabajo de control de plagas para evitar la aparición de roedores en los distintos barrios de San Fernando”, señaló Gabriel Tato, Director General del Área de Investigación y Cuidado de los Recursos Naturales.

El Municipio de San Fernando, a través de su Secretaría de Salud Pública, Desarrollo Humano y Políticas Ambientales y Salud Pública, lleva adelante una fuerte y sostenida política de control de plagas en todo el espacio público de la ciudad, con tareas periódicas de fumigación, desratización, concientización y descacharreo en los distintos barrios, para prevenir la aparición y proliferación de cualquier tipo de alimañas peligrosas.

Durante el operativo que se realizó en el barrio Crisol, el Director General del Área de Investigación y Cuidado de los Recursos Naturales, dijo: “Son parte del programa de prevención del Municipio y se trabaja activamente para llevarle tranquilidad al vecino. Se trata de un trabajo de control de plagas para evitar la aparición de roedores en los distintos barrios de San Fernando”.

Por su parte, el concejal Luis Ruiz Díaz estuvo presente en un operativo que tuvo lugar en el barrio Crisol y expresó: “Estamos realizando tareas de desratización y fumigación en la calle Martin Rodríguez y Sargento Díaz. Es una zona complicada porque hay varias empresas y a raíz de esto aparecen los roedores y demás alimañas. Es importante realizar estos operativos para cuidar así los parques y espacios públicos donde juegan los chicos y se reúnen familias”.

Los funcionarios visitaron a los vecinos y escucharon sus necesidades. “Conversamos con ellos y visitamos también el Centro de Salud Crisol y charlamos sobre el tema de la desratización y la importancia de estas tareas en el distrito”.

En tanto, Tato explicó: “Recorremos los barrios de San Fernando para colocar cebados con parafinados en las bocas de tormentas y alcantarillas. Esto mantiene a raya la proliferación del roedor y además asistimos a vecinos con lotes grandes, que pueden ser propensos a tener de estas plagas”.

SIN COMENTARIOS