Curso de huerta orgánica en San Isidro

2
818

Para que vecinos y docentes aprendan a cosechar sus propios vegetales, todos los meses se realiza el encuentro Pro-Huerta INTA en la Chacra San Isidro Labrador de Villa Adelina. Es gratis, abierto al público y no hay que inscribirse.

Para que todos sepan cómo armar una huerta en casa, hace más de 10 años el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) lanzó el programa Pro Huerta, un curso teórico y práctico en el que especialistas enseñan a vecinos y docentes cómo cultivar.

La Chacra Educativa San Isidro Labrador en Villa Adelina es sede de este proyecto que se realiza el tercer jueves de cada mes. La iniciativa brinda capacitación en los barrios para que todos puedan producir su comida libres de químicos.

“Es un placer abrir las puertas del predio para este programa. Además, la gente conoce el lugar y toda la naturaleza que hay en la Chacra”, comenta Mabel Leva, directora de Educación Ambiental de San Isidro.

El taller está a cargo del ingeniero agrónomo Nicolás Laffatigue quien enseña a preparar la tierra y a sembrar diferentes vegetales. “En el jardín, en el balcón, la terraza o en una maceta; cualquier lugar es ideal para plantar siempre que no se apliquen productos químicos, nada que pueda afectar la salud. Nosotros enseñamos a mezclar plantas, a asociar, a rotar, a preparar caldos especiales, todo de manera natural”.

Curso-huerta-organica-en-Chacra-San-Isidro-Labrador-C

El curso es tanto para principiantes como para quienes ya cultivan pero quieren seguir aprendiendo. “Nunca es tarde para empezar, puede hacerse en cualquier momento del año. Ahora estamos sembrando todo tipo de lechugas, habas, acelgas, remolachas, hinojos, brócoli, coliflor”, explica el ingeniero.

Marta Giobio, tiene 75 años y vive en Olivos; hace varios años que come sus propios vegetales y se acercó para averiguar cómo salvar su planta de acelga. “Vine para ver qué le pasa, antes estaba hermosa pero ahora está fea. Parece que le cayó una plaga. Me dieron una receta buenísima, casera y natural: tengo que licuar ajo, con medio litro de alcohol y de agua”, amplía sonriente con su planta en la mano.

Marta está entusiasmada con la idea de conectarse con la tierra y ser consiente de los alimentos que consume. “El contacto con la naturaleza es muy importante porque es una forma de descargar tensiones. Es buenísimo que el taller se de cerca de casa porque es para todos y es una posibilidad para encontrarse con personas que hacen lo mismo y aprender cómo mejorar”.

Con ella coincide Pablo Vessuri, profesor de biología en un secundario de Boulogne, que planta en su casa y además enseña a sus alumnos cómo armar una huerta. “Es una iniciativa muy importante desde varios puntos de vista. Primero, el reciclado de la materia orgánica que sobra porque se estima que el 50 por ciento de los residuos puede reciclarse para usarse como abono, que es la llave que da fertilidad a la huerta. Otra cuestión importante es que comemos sano y barato. Y por último, el contacto con la naturaleza es muy recomendable para los jóvenes. Es un curso y experiencia 100 por ciento recomendable”.

Además de la utilidad doméstica, el ingeniero Lafattigue cuenta que “la capacitación sirve para generar microemprendedores. Muchas personas producen y venden plantines, aromáticas, abono o tierra. Nuestro objetivo no sólo es la huerta sino además una posible salida laboral”.

Un ejemplo es Sergio Ruiz, que además de ser promotor de Pro Huerta, cultiva y vende plantas. “En un cajón de manzanas -que en la verdulería lo desechan-, hay que poner un plástico, cinco centímetros de piedritas de barro, un buen sustrato y ahí ya puede crecer una linda planta de tomate, albahaca, perejil. Así, cualquiera puede hacer su propia ensalada o tener sus condimentos. Lo mejor es que la gente sabe que está comiendo sano. Es una forma de garantizar ahorro económico no sólo en la compra sino también a largo plazo porque es comer natural, sin agroquímicos ni fertilizantes. Es una forma de invertir en salud”.

El próximo encuentro es el jueves 17 de julio, de 13.30 a 16, en Perito Moreno 2610. Es gratis, abierto al público y no hay que inscribirse. El curso se suspende por lluvia. Para más información comunicarse al 4763-7415 | 4513-7887.

2 COMENTARIOS