Se lanzó una nueva línea de crédito para mejorar viviendas

0
433

El programa “Casa Ombú” entregó los primeros créditos para familias de San Fernando. La línea está destinada a personas que no son sujetos de crédito de la banca formal y necesitan mejorar las condiciones de sus viviendas. La iniciativa surge como respuesta a las necesidades de vecinos y con el objetivo de promover el desarrollo local y mejorar la calidad de vida.

La primera entrega de créditos se realizó en Virreyes Oeste y contó con la participación del concejal Nacho Álvarez y el referente local Juanjo Miranda, quienes acompañan la experiencia. Álvarez felicitó al equipo territorial y destacó “el trabajo horizontal que realizan junto a los vecinos, ayudando a garantizar el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”, y agregó, “Nos enorgullece y estamos a disposición de iniciativas como ésta, que aportan a la construcción de soluciones que permitan mejorar la calidad de vida de muchos sanfernandinos, transformando la ciudad hacia una más abierta y solidaria”.

“Casa Ombú” es un programa que trabaja en el marco de la Ley 14.449 de Acceso Justo al Hábitat que tiene por objeto promover la generación y facilitar la gestión de proyectos habitacionales, de urbanizaciones sociales y de procesos de regularización de barrios informales, abordar y atender integralmente la diversidad y complejidad de la demanda y generar nuevos recursos a través de instrumentos que permitan, al mismo tiempo, reducir las expectativas especulativas de valorización del suelo. El programa trabaja sobre tres aspectos; mejoras en la seguridad de la casa, instalación de cloacas, y adaptación de los ambientes para personas con capacidades diferentes.

Como parte del trabajo territorial que venimos desarrollando en San Fernando, hoy concretamos la puesta en marcha de este programa en el Barrio Santa Catalina, y próximamente estaremos en San Lorenzo” , dijo Mauro Gabriele, coordinador del equipo “Casa Ombú”. “El objetivo es que a través del mejoramiento de sus viviendas, nuestros vecinos ganen en calidad de vida, especialmente los que no son sujeto de crédito de la banca formal porque entendemos que, al igual que la salud y la educación, el derecho a una vivienda digna, al trabajo o a una jubilación digna, son cosa de todos, no solo de grupos afectados”, finalizó.

Actualmente están trabajando junto a 12 familias de la ciudad, evaluando los proyectos junto a profesionales. El equipo está conformado por un arquitecto, una promotora social y dos asesoras en procesos de mejora y urbanización de barrios. Ellos responden a las demandas realizando visitas, seguimiento y reuniones con los vecinos, brindando asistencia técnica gratuita y finalmente, otorgando los créditos para financiar las obras que se reintegran en cuotas fijas.

SIN COMENTARIOS