Fibromialgia: una enfermedad colmada de síntomas y carente de cura

0
159


Se trata de una patología causada por una alteración en la percepción del dolor en el sistema nervioso central y puede tardar mucho en ser diagnosticada.

Declarada con este nombre desde 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene una larga existencia. Se calcula que 1 de cada 20 personas puede padecerla de entre 20 y 60 años y el 80% de las pacientes son mujeres.

“La fibromialgia es una enfermedad de reumatismo no articular, esto significa que su origen no es inflamatorio, y se caracteriza por un cuadro de dolor músculo-esquelético crónico y generalizado cuya causa es la alteración en la percepción e interpretación del dolor a nivel del sistema nervioso central”, explicó a Télam, la médica psiquiatra Evangelina Melgar, coordinadora de la Clínica de Fribromialgia de Ineco.

Caracterizada por un intenso dolor genralizado, la enfermedad tiende no ser diagnosticada de manera rápida por los propios médicos, allí radica uno de los obstáculos para que el paciente obtenga un alivio. En sus formas más severas puede llevar a ser invalidante, y bajar de manera muy considerable la calidad de vida del paciente.

La forma de detección se realiza a través del exámen de los puntos del dolor, este puede hacerlo un médico clínico y consiste en tocar estos, que se ubican en la espalda, cuello, cabeza, brazos y piernas, si en su mayor número provocan dolor y el paciente manifiesta una persistencia de dolor de más de tres meses, uno de los diagnósticos posibles es la fibromialgia.

Además Melgar indicó: “El dolor que la persona siente tiene una causa orgánica, no es subjetivo o psicológico como muchas personas, e incluso profesionales de la salud, todavía creen. Por eso es tan importante generar conciencia sobre la enfermedad, para que podamos llegar antes con el diagnóstico”.

Consultado sobre las características de la enfermedad, Osvaldo Messina, jefe del Reumatología del Hospital de Agudos Cosme Argerich remarcó que ” presenta un cuadro de dolor profundo, crónico, generalizado y discapacitante”.

“Si bien no es sencillo arribar al diagnóstico certero, la revisación clínica es un paso fundamental en pos de ese objetivo”, agregó y precisó que en el caso de a fibromialgia los síntomas más comunes son dolor músculoesquelético crónico y generalizado, falta de energía -hasta un 30 por ciento-, lentitud extrema, dificultad para realizar esfuerzos mínimos, problemas de concentración, pérdida de memoria, insomnio e hipersensibilidad táctil, auditiva, visual y digestiva.

Ese grupo de patologías se presenta ocho o nueve veces más en mujeres que en hombres y están “fuertemente subdiagnosticadas”, completó el especialista.

Síntomas

•Persistente dolor en músculos y huesos.
•Ardor en la piel
•Sudoración nocturna
•Rigidez matinal
•Agotamiento profundo
•Depresión

Especialistas para consultar

•Médico clínico
•Reumatólogo
•Neurólogo
•Psiquitara
•Psicólogo
•Kinesiólogo

Tratamiento

Si bien no existe un tratamiento único para el tratamiento de la fibromialgia, los fármacos que se utilizan son; analgésicos, pregababalina, amitriptilina, antidepresivos. Realizar actividad física de manera regular, en la medida de las posibilidades de cada uno, ayuda en el alivio de los síntomas.

SIN COMENTARIOS