Trabajos para resolver el viejo problema de los anegamientos en el Corredor Bancalari

0
89

Se debían a un conducto obstruído -rejillas tapadas con tierra y losas de hormigón- en el que hace más de 10 años no se realizaban trabajos de limpieza. Además, el cambio del sistema de rejilla y la construcción de nuevas cámaras de inspección permitirá el rápido escurrimiento del agua, que sumada al intenso tránsito rompió el hormigón de la calzada.

El Municipio encara nuevas tareas -con vehículos, maquinaria y personal propio- para desobstruir un conducto pluvial instalado en el Corredor Bancalari (ubicado entre la ex Ruta 202 y Uruguay), que por no recibir mantenimiento alguno hace más de 10 años provocaba continuos anegamientos sobre la calzada de hormigón, que al soportar un intenso tránsito vehicular terminó dañada.

1

El Subsecretario de Obra y Mantenimiento de la Red Hidráulica del Municipio, Javier Albassini, durante la recorrida de los trabajos, expresó: “Estamos en el denominado corredor Bancalari haciendo trabajos de limpieza de sumideros, dado que encontramos unos conductos muy obstruídos. Cuando empezamos a recorrer la zona y ver cuál era el motivo por el que el agua no se escurría, nos dimos cuenta con sorpresa que había rejillas tapadas con tierra y losas de hormigón, producto de que este conducto no se recorría hace más de 10 años”.

Albassini agregó que el objetivo de estos trabajos “es que esta zona no se inunde, ya que es muy baja y con mucho tránsito”. Dijo: “Por eso, vamos a cambiar el sistema de rejilla y construir cámaras de inspección cada 50 metros, para que se pueda limpiar el conducto una vez por año y que esto no ocasione obstrucciones. Es muy importante porque el agua va rompiendo el hormigón y con el paso de los vehículos el problema se agrava; queremos mantener la ruta en condiciones”.

Para realizar el trabajo, se empleó una retroexcavadora, un camión desobstructor, camiones de movimiento de suelo, y una cuadrilla de 8 a 10 empleados municipales para limpiar todos los conductos. “Esta obra durará aproximadamente de 4 a 5 días, porque queremos dejar todo en perfectas condiciones para que no vuelva a suceder, que sea una zona de fácil transitabilidad y que no haya anegamientos”, finalizó Albassini.

 

SIN COMENTARIOS