San Isidro: Modificaciones en el examen práctico para sacar el registro de conducir

0
553

Si bien el circuito -ubicado en el Hipódromo local- contiene las mismas pruebas, se implementó un sistema de calificación con mayor dificultad, dividido en faltas leves y reprobatorias.

Con el objetivo de mejorar la seguridad vial en el distrito, el Municipio de San Isidro implementó un nuevo sistema de calificación más riguroso en la evaluación práctica para sacar la licencia de conducir.

Si bien la pista de examen de conducir, ubicada dentro del Hipódromo local en Av. Márquez y Av. Santa Fe, contiene las mismas pruebas que recrean situaciones similares a las que el conductor puede vivir en la calle, se modificó la manera de evaluar el desempeño de cada aspirante al registro.

“Hemos realizado una capacitación a los inspectores encargados de tomar la prueba, generando un protocolo de actuación en pista de examen. No sólo buscamos generar conciencia sino también garantizar un buen nivel de conductores para que los accidentes sean cada vez menos”, comentó Yesica Porcelli, directora de Tránsito de San Isidro, quien contó que el examen práctico es la única herramienta que tiene el Estado para conocer el nivel de manejo de los ciudadanos.

La nueva modalidad contempla faltas leves y reprobatorias. Las primeras son las que no llevan a la desaprobación, a menos que se acumulen más de tres. Desconocer alguna señal de tránsito, estacionar en más de tres maniobras o no dejar el vehículo a la distancia correcta del cordón, son algunos ejemplos de este tipo de faltas.

Por otro lado, el aspirante deberá presentarse nuevamente a rendir, si realiza una falta reprobatoria como puede ser: no tener buena coordinación entre embrague y freno, tocar las vallas al estacionar o los conos al realizar zigzag.

“Ahora el examen es más personal. Los inspectores acompañan todo el circuito a los conductores, con una planilla donde tienen especificadas las distintas faltas. Al finalizar, se le informa al aspirante su desempeño y en qué debe prestar más atención, haya aprobado o no”, subrayó Porcelli.

Mientras esperaba a que su amiga termine de rendir, Manuel Echeverría vecino de San Isidro comentó: “Me parece muy bien que se haga foco en el examen. Es indispensable para que todos se lo tomen en serio y tengan el nivel necesario para salir a la calle”.

Si bien la modificación es reciente, los índices ya son contundentes. El último mes completo de que el Municipio tiene estadísticas con el sistema anterior es marzo, cuando desaprobaron al 1,2 por ciento (11 de 900 aspirantes). En cambio, el primer día con la nueva modalidad el número se elevó al 14 por ciento (7 de 50).

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.