Egresó una nueva camada de la Escuela de Enfermería Sor Camila Rolón de San Isidro

0

En la ceremonia, 45 enfermeros profesionales y 14 licenciados fueron distinguidos por finalizar sus estudios en la institución municipal asociada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

En el Aula Magna del Hospital Central de San Isidro, se llevó a cabo la ceremonia de graduación de una camada de 45 enfermeros profesionales y 14 licenciados en esa disciplina, que finalizaron sus estudios en la Escuela Municipal de Enfermería Sor Camila Rolón.

“Esta es una ceremonia muy emotiva. Los enfermeros cumplen una labor humanitaria sumamente importante. Año tras año diversas clínicas incorporan a enfermeras y enfermeros formados acá. Tiene que ver con el muy bien nivel que hay en esta escuela”, afirmó Posse.

La Escuela de Enfermería Sor Camila Rolón funciona desde el año 1997 y está asociada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en la gestión académica. Desde hace cuatro años también dicta la Licenciatura, lo que la convierte en la primera unidad académica descentralizada en la que se puede alcanzar la máxima formación de la carrera de Enfermería sin necesidad de cursar en la Ciudad de Buenos Aires.

El financiamiento del personal docente está a cargo de la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de San Isidro y la administración depende de la Dirección General de Salud de esa secretaría. Las clases son gratuitas y el título que se otorga es el de enfermero universitario de la UBA.

Rodeada de familiares emocionados con flores en sus manos, Isabel Rojas, oriunda de Perú y que hace 24 años vive en San Isidro, sostuvo: “Estoy muy emocionada. La cursada fue muy buena y contamos con mucho apoyo”.

Luego de abrazar a sus compañeros, Norma Sarabria, de San Isidro, comentó: “Este lugar es excelente porque además de estudiar nos dio la posibilidad de trabajar en los hospitales paralelamente. En mi caso estuve en el de Boulogne y me llevé una experiencia buenísima. Aprendí un montón”.

“Siento una emoción terrible de haberme egresado y cumplir mi meta. Quiero seguir ahora con la licenciatura. Es muy emocionante todo lo que viví estos años en este lugar. Los profesores son fabulosos, te ayudan un montón”, concluyó María Mónica de Toledo, de San Fernando.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.