El COT emitió boleto directo a la comisaria

0
148

Un delincuente tomó el control de un colectivo de la línea 720 en Tigre Centro. Desde su local un comerciante accionó el botón de alerta dándole aviso al Centro de Operaciones quien detuvo al ladrón luego de una persecución por Av. Cazón.

Las acciones comenzaron en la terminal urbana que la línea 720 posee en la intersección de las calles España y Alte. Brown de Tigre Centro, cuando un delincuente sube a uno de los  micros y luego de amenazar al chofer y  pasajeros toma el control del mismo emprendiendo la huida por Av. Cazón. Un comerciante visualiza la acción y da aviso, mediante el botón de pánico instalado en su local, al Centro de Operaciones Tigre.

060

El alerta es recibido e inmediatamente se acciona el cerrojo digital, identificando y controlando el recorrido del colectivo robado mediante las cámaras de seguridad con que cuenta el municipio. Al mismo tiempo se da aviso a los móviles de apoyo comunitario y a personal de policía, quienes se prestan a la persecución del micro.

Durante su frenética huida el delincuente que controlaba el colectivo choca el lateral izquierdo de una camioneta que se encontraba detenida. Viendo que el colectivo no detenía su marcha el propietario del rodado comienza a perseguir al ómnibus con dirección a la Estación de Tigre.

040

Al llegar a la intersección de la Av. Cazón y la rotonda de Tigre Centro el malviviente detiene el colectivo y lo abandona continuando su huida a pie. Estas acciones son vistas por el propietario de la camioneta chocada, quien intercepta a un móvil del COT y le indica que camino había tomado el delincuente, aportando a su vez detalles de vestimenta y fisonomía esenciales para dar con él.

Rápidamente los móviles municipales y policiales, logran avistar al malviviente que intentaba tomar otro colectivo para huir hacia la zona de Escobar. Después de realizar un correspondiente cacheo, es reducido y aprehendido; culminando con su trasladarlo a la seccional de Tigre primera, para que quede a disposición de la fiscalía descentralizada.

Una vez más queda comprobado que con tecnología aplicada a seguridad, más la participación comunitaria de los ciudadanos, se puede combatir y prevenir el delito, en todas sus formas.

SIN COMENTARIOS