San Fernando acompañó al INTA y productores forestales en un encuentro anual

0

Funcionarios de San Fernando se reunieron con autoridades del INTA y productores forestales en Arroyo Estudiantito, ubicado en la Segunda Sección del Delta. Allí se detallaron los avances productivos como la clonación de nuevas especies de mimbre y se expusieron las principales problemáticas que atraviesa el sector. “Tenemos en el mimbre una oportunidad para todos los pobladores del Delta, con la posibilidad de exportar el año que viene. Es una cadena que hay que ir estudiando y apoyando año a año”, sostuvo el concejal, Pablo Peredo.

El Municipio de San Fernando asiste y brinda servicios a los 3.000 vecinos de la segunda y tercera sección del delta, que incluye el mantenimiento de tres hospitales de isla, un centro de salud, dos centros comunitarios y un destacamento de guardaparques. Además, ofrece talleres culturales y apoya a la comunidad educativa radicada en la zona insular de distrito.

En esta oportunidad, se realizó un encuentro anual entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Municipio y 25 productores mimbreros del Delta. Los concejales, Pablo Peredo y Augusto Briceño, en coordinación con la Dirección de Entidades Intermedias, acompañaron la reunión de trabajo en una quinta productiva en arroyo Estudiantito, ubicada en la Segunda Sección de Isla.

Acerca del encuentro, el concejal Peredo explicó: “En esta jornada se vieron los avances de los miembros de la cooperativa y los estudios que mantienen con el INTA para la realización de clones de nuevas especies de mimbre. Recordemos que más del 96% del mimbre que se producen en la Argentina proviene de San Fernando. En el contexto actual de inundaciones, debido a las reiteradas crecidas del río que sufren los productores, esperamos que con este avance se duplique la cosecha”.

“Esta reunión se realizó muy cerca de la escuela de arroyo Las Cañas, allí se encuentra el núcleo fuerte de productores de mimbre. Ese fue el colegio que intentó cerrar la Provincia a principio de año y eso generó una reacción importante de la comunidad mimbrera, repudiando este hecho y generando un acercamiento más profundo con el Municipio. A partir de esto, se delinearon políticas en conjunto con el objetivo de beneficiar económicamente a las familias que necesitan tener una escuela para poder instalarse y apostar a la producción local”, remarcó el funcionario.

Al finalizar la jornada, se expusieron las conclusiones de los trabajos realizados respecto al manejo del agua, estudios del suelo y sobre los ocho ejemplares de mimbre que están en camino a convertirse en plantas con mayor fuerza y rusticidad, aptas para el clima insular.

Por último, Pablo Peredo manifestó: “Tenemos en el mimbre una oportunidad para todos los pobladores del Delta, con la posibilidad de exportar el año que viene. Es una cadena que hay que ir estudiando y apoyando año a año. Prontamente vamos a anunciar un trabajo en conjunto entre el Municipio, el INTA y la cooperativa”.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.