Intensifican acciones contra médicos que cobran adicionales indebidos a sus pacientes

0
83

El director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, Iván Budassi, firmó un acuerdo con el presidente del Instituto de Obra Médico Asistencial, Antonio La Scaleia, que posibilitará a ambos organismos compartir información relevante de sus respectivas bases de datos y agilizar tanto los procedimientos de denuncia como las acciones de fiscalización sobre los profesionales de la salud que cobran adicionales indebidos a sus pacientes.

Luego de firmar el convenio, que prevé profundizar la labor del Estado provincial para combatir la conducta de algunos médicos que exigen el pago de sumas extras a los afiliados del IOMA, Budassi subrayó que “el gobernador Daniel Scioli nos manifestó su preocupación por esta situación y estamos articulando esfuerzos para luchar contra las irregularidades en el sector”.

A partir del acuerdo, las autoridades de IOMA remitirán al área de fiscalización de Arba las denuncias que reciban sobre presuntos cobros indebidos de médicos, para que los inspectores crucen esa información con las bases de datos tributarios e instrumenten operativos de control sobre los profesionales denunciados.

Respecto de quienes cobran un plus arancelario a sus pacientes, el director de Arba destacó que “se trata de un acto ilícito porque rompe el pacto establecido entre IOMA y el prestador del servicio”, y afirmó que, “además, estos médicos incurren en evasión fiscal cuando no entregan factura ni recibo por los montos que embolsan, ya que son ingresos que no incluyen en sus declaraciones juradas, eludiendo así el pago de impuestos”.

Por su parte, La Scaleia sostuvo que “los afiliados, que en definitiva somos nosotros mismos como trabajadores públicos, queremos pagar los copagos que correspondan y que figuran en el sitio oficial de IOMA”.

En esa línea, resaltó que “aquellos profesionales inescrupulosos que deciden no respetar el convenio y las reglas de juego que tiene este sistema solidario, que se aparten y que no nos brinden el servicio de este modo, en el que toman de rehén al afiliado que se encuentra en un momento de vulnerabilidad, preocupado por resolver un tema de salud, y le cobran lo que no corresponde”.

El presidente del IOMA resaltó que “nuestro objetivo es también proteger a los buenos profesionales y a las clínicas que desarrollan un trabajo correcto, porque cuando hay un cobro indebido se comete un hecho ilícito, un acto inmoral y falto de ética, y un abuso de confianza que también provoca evasión fiscal, la cual, por cierto, es muy grave”.

Los profesionales médicos incurren en un cobro indebido cuando le exigen al afiliado del IOMA abonar por su prestación una suma adicional a los montos establecidos en los convenios acordados con las entidades que los nuclean y al valor de consulta estipulado.

SIN COMENTARIOS