Alejandra Fontao: “En 2019, quiero que el Hospital Materno Infantil de Tigre sea para la mujer y el niño, no sólo como maternidad, sino con una mirada más abarcativa”

0

La directora ejecutiva del Materno Dr. Florencio Escardó de Tigre en una entrevista en exclusiva con Zona Norte Visión expresó su deseo de alcanzar el 100% de la potencialidad del nosocomio. También contó cómo es el nivel actual del sistema de salud del Partido, se refirió a la situación del Hospital Provincial  Magdalena V. de Martínez y dio una fuerte opinión sobre la legalización del aborto.

En primera instancia, ¿nos puede contar cuál es su especialidad médica? También realizar una breve reseña de su trayectoria y enumerar sus cargos.

“Soy médica obstetra y ginecóloga recibida hace 25 años. Luego estudié administración hospitalaria y gerenciamiento en sistema de salud.  Desde 1998 hasta el 2006, trabajé en muchos centros de salud del Partido.  En el período 2000-2006, fui directora del Centro Materno Infantil “Madre Teresa de Calcula” de Rincón de Milberg. Más adelante en 2012, me nombraron directora del Instituto Provincial del Cáncer dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. También ocupé el cargo de directora ejecutiva del Hospital Magdalena Villegas de Martínez de Gral. Pacheco.  Hasta que en mayo de este año, el intendente Julio Zamora me convocó para que sea la subsecretaria de Fortalecimiento Familiar con temas ligados a la mujer y al niño. Finalmente, desde septiembre también estoy a cargo del Hospital Materno Infantil de Tigre”.

¿Qué balance puede hacer del 2018, cómo fue la atención pediátrica y qué cantidad de nacimientos hubo?

“Desde hace un año y medio que en el Hospital comenzó a funcionar una guardia pediátrica, con lo cual lentamente se fueron incorporando camas de observación hasta llegar a la actualidad, que tenemos unas 20 camas de internación pediátrica. En promedio por día, se atendieron unos 300 niños en la guardia de pediatría.  Tenemos un mecanismo denominado triage, en el que se clasifican a los chicos de acuerdo a su gravedad en los colores verde, amarillo o rojo.  Y pasan a diferentes áreas de más complejidad si es necesario instrumentar alguna cuestión  médica más grave. Además, durante este 2018, dentro de la Maternidad alcanzamos una cifra récord con 4800 partos”.

¿Cómo están trabajando para prevenir los embarazos en la adolescencia?

“En lo que respecta a los embarazos, estamos trabajando con una temática que se llama anticoncepción pos evento obstétrico. Las mujeres después de tener a su bebé acceden automáticamente a un método anticonceptivo o bien salen con la colocación de un dispositivo intrauterino un DIU o una ligadura tuvaria, o anticonceptivos orales o inyectables. La idea de esta política de planificación familiar es que las mujeres no queden embarazadas tan rápido, ya que es un tema de salud maternal y el cuerpo no se recupera bien si tienen un bebé en cada año. Lo recomendable es que transcurran como mínimo dos o tres años para un próximo embarazo.

En el embarazo adolescente se trabaja desde la educación sexual en los colegios y centros de salud con charlas que brinda los profesionales. Además, los jóvenes pueden acceder a preservativos en forma gratuita en cualquiera de los centros de salud y hospitales.  En la actualidad, tenemos una estadística típica para el conurbano bonaerense con un 23% de embarazos adolescentes”.

¿Qué patologías infantiles preocupan, y que prevención realizan?

“Reforzamos todos los esquemas de vacunación, durante el invierno hicimos una campaña contra el sarampión y trabajamos mucho en las patologías respiratorias. En ese sentido, nos ocupamos que haya una buena cobertura en vacunas contra la gripe. Y justamente teniendo en cuenta la epidemia del invierno, hacemos hincapié en el lavado de manos, en ventilar los ambientes y en la vacuna antigripal.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes en la mujer embarazada?

“Las más frecuentes son la hipertensión y la diabetes, por eso reciben charlas de alimentación y son atendidas por médicos, nutricionistas y psicólogos.  Durante este año, el Hospital incorporó una área de la mujer, en la que atendemos mujeres embarazadas y a aquellas por planificación familiar, prevención de cáncer de mama y cuello de útero. Y desde hace dos meses,  contamos con consultorios de ginecología”.

Según datos de un informe de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, el sobrepeso afecta al 37% de los chicos de entre 10 y 19 años en la Argentina, ¿cómo abordan esta problemática en Tigre?

“Sin dudas es una problemática importante sobre todo en estos tiempos de crisis.  La alimentación está basada prácticamente en harinas, por lo que se ve a los chicos con sobrepeso, pero a su vez están desnutridos. Este es un tema para trabajar con las madres y hablar algunas formas de cocinar como incorporar más proteínas para mejorar la nutrición de los niños.  En ese sentido, el Instituto Municipal de Alimentación Saludable y Nutrición, y el CEPAN tienen un abordaje importante”.

¿Nos puede contar con qué instalaciones, equipamiento y nuevas tecnologías cuenta el Hospital Materno Infantil?

“Tenemos unas 80 camas de obstetricia, 20 camas de terapia intensiva neonatal y otras 20 de cuidados mínimos y aislamientos. Además, contamos con una residencia de madres, para que cuando sean dadas de altas se puedan quedar en el Hospital para cuidar a sus bebés que estén en neonatología, y de esa forma, conservar la lactancia y el vínculo con el bebé. También, hay 4 quirófanos para cesáreas y algunas cirugías ginecológicas,  8 salas de TPR (Trabajo de Parto, Parto y Recuperación). Esto es lo más moderno que hay en maternidades, se llama maternidad segura y centrada en la familia, donde la mujer puede estar acompañada por su marido o quien elija, y además, tiene la posibilidad de parir en la posición que se sienta más cómoda.

Estas salas nos permiten trabajar la dinámica del parto con la mujer de una manera  muy respetada. En definitiva, nosotros acompañamos a la mamá y al bebe que son los verdaderos protagonistas. A penas nace el bebé, dejamos que tenga ese minuto de piel a piel con su mamá, respetamos muchísimo a la madre y al niño y somos facilitadores de un momento tan importante para ellos”.

¿Cómo calificaría al Sistema de Salud del Municipio? ¿Se trabaja en conjunto con el gobierno provincial y nacional?

“El Sistema de Salud de Tigre está ordenado.  Lo veo en crecimiento, tenemos un Hospital que es modelo,  sólo con recorrer los hospitales vecinos se nota la diferencia de la puesta en valor que hace Tigre.  Actualmente, se está en plena gestión para incorporar más unidades de diagnóstico precoz, que son fundamentales para no sobrecargar al Hospital.

Con la Provincia se está trabajando en algunas áreas y también se incorporaron 11 ambulancias del SAME, que se complementan a la hora de la asistencia de los vecinos con las del Servicio de Emergencias de Tigre (SET). Pero si tenemos dificultades con el tema de los anticonceptivos e insumos que están discontinuados desde hace tiempo, lo que nos llevó a salir a comprarlos con fondos municipales. Al igual que con las vacunas, como por ejemplo; la séxtuple que se les da a los prematuros ya no nos llega”.

En noviembre pasado, hubo una movilización con la participación de dirigentes sindicales en reclamo al estado de las instalaciones y los faltantes de insumos básicos para la atención de los pacientes del Hospital Magdalena V. de Martínez, ¿cuál es la situación actual de este Hospital?

“Al distrito le faltan camas para resolver patologías de adultos, que justamente es algo que tiene que resolver el Hospital provincial, o quizás centralizar los servicios maternos infantiles en un Hospital y hacer otro para adultos como es el caso de San Isidro. Pero esa ingeniería le compete  a las autoridades como el secretario y al ministro de Salud. En contra partida, en Tigre estamos bien en camas para madres y niños,

Tigre avanzó muchísimo en todo lo que tiene que ver con el área de materno infantil, lo que falta es completar todo el sistema de prestaciones para los adultos. En esa línea, el municipio está haciendo un esfuerzo muy importante el Hospital Valentín Nores, que está creciendo y se va a dedicar a los adultos. Pero llamativamente en el distrito se da la particularidad que tampoco hay camas en el ámbito privado, más allá del crecimiento demográfico no hay prestador importante de forma privada. Por lo que todo cae fuertemente en el ámbito público”.

La legalización del aborto tuvo su histórico debate en el Congreso, pero este 2018 no será recordado como el año de su sanción. Tras haber pasado la primera prueba en Diputados, una mayoría antiabortista el camino a la sanción de la ley en el Senado, ¿cuál fue su postura?

“El aborto existe y existió siempre. Yo he visto morir mujeres por aborto en condiciones clandestinas.  Mediante métodos absolutamente cruentos como desde el perejil hasta las agujas de tejer o las sondas. El aborto es una realidad terrible que viven las mujeres de nuestro país, y negarlo es ser hipócrita. Yo estoy a favor de la legalización del aborto, sinceramente creo quien decide abortar lo hace frente a una situación de desesperación, y tal vez de soledad porque su pareja no la acompaña. La que llega a esa situación y no puede acceder a un aborto seguro, en muchas condiciones se muere. Realmente yo hubiese celebrado que salga la ley a favor”.

¿Considera que el sistema de salud está preparado para garantizar la interrupción voluntaria del embarazo de cualquier mujer que lo solicite?

“Absolutamente. Pensemos lo siguiente: la mujer que tiene dinero se hace el aborto en la mejor clínica y a las 12 horas está caminando tranquilamente y sana. En cambio, la que es pobre no puede, y accede a métodos cruentos que la lastiman o que la matan en muchísimos casos. Es mucho más barato el aborto seguro, que atender a estas mujeres que llegan infectadas, destrozadas, hay que operarlas y re operarlas, y pasarle un montón de medicamentos, tenerlas un mes o mes y medio en terapia intensiva, y tal vez se mueren. Entonces si el aborto es legal y seguro; esto no va a pasar.

Hoy si llega una mujer que intentó un aborto en condiciones no seguras, puede que esté totalmente infectada con el útero destruido, por lo que tiene que ir al quirófano muchas veces, por ahí con el intestino o la vejiga también destruida y la tenemos que re operar y tenerla un mes en terapia intensiva y por ahí se muere”.

Volviendo a Tigre, ¿Cómo es su relación con el intendente Julio Zamora?

“Es excelente, lo conozco hace muchos años. Siempre mantuvimos una relación muy fluida desde que era directora del hospital Magdalena V. de Martínez de Gral. Pacheco. .En su momento el paso por diferentes áreas y después quedó a cargo de la intendencia en un periodo y siempre tuvimos una buena relación y por sobre todo compartimos una misma visión respecto de la salud pública”.

Por último, ¿cuáles son los objetivos para 2019?

“De cara al año que viene nuestro objetivo es hacer crecer al Hospital en especialidades pediátricas. Como así también en el área de la mujer que es algo que se inició hace muy poco, pensamos en incorporar consultorios de ginecología general, planificación familiar, y endocrinología ginecológica, entre otras cosas. Pero en el 2019 quiero que el Hospital sea para la mujer y el niño, no sólo como una maternidad, sino con una mirada más abarcativa. El intendente (Julio) Zamora acompaña permanentemente al Hospital y está pendiente de darle todo el potencial que realmente tiene este nosocomio. Hoy estamos en un 60% y la idea es que el año que viene podamos alcanzar el 100%”.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.