San Fernando previene y brinda recomendaciones para evitar la aparición de roedores

0

Personal de la Secretaría de Salud Pública, Desarrollo Humano y Políticas Ambientales realizó desratización, colocación de cebos parafinados y distribución de folletería informativa en el barrio Infico. Además, se informó sobre el cuadro sintomático del virus del hantavirus tras la aparición de casos en el país y se recomendó evitar contacto con roedores. Ante cualquier duda, los vecinos pueden acercarse a cualquier Centro de Salud.

El Municipio de San Fernando, a través de su Secretaría de Salud Pública, Desarrollo Humano y Políticas Ambientales, sostiene a lo largo del año un Programa de Control de Plagas con el fin de mantener una política sanitaria favorable y prevenir la proliferación de vectores transmisores de enfermedades infectocontagiosas.

Tras la reciente aparición en el país de casos de hantavirus, la Comuna reforzó los trabajos preventivos y realizó recomendaciones para implementar en el hogar. Gabriel Tato, Director del Área de Investigación y Cuidado de los Recursos Naturales, encabezó un operativo en el barrio Infico. “Durante todo el año llevamos a cabo estas tareas de control de plagas, que en este caso apuntan a los roedores. En este período estival, estamos reforzando los trabajos en los distintos barrios, llevándole tranquilidad a la gente, como nos pidió el Intendente Luis Andreotti”, sostuvo el funcionario.

En este sentido, subrayó que “no hay que alarmarse sino hacer cosas para prevenir la transmisión de enfermedades que son permeables a través de los roedores. Estamos en el barrio Infico trabajando en todas las torres y en las manzanas aledañas colocando cebos parafinados para el control de ratas y acercando al vecino medidas que pueden tomar en lo cotidiano para prevenir varias enfermedades infectocontagiosas”.

Por su parte, el Director General de Salud Pública, Dr. Guillermo Brambilla, sostuvo que “las medidas preventivas fundamentalmente en el hogar tienen que ver con la adecuada disposición de la basura; si proveemos de alimento al ratón o la rata de ciudad, estamos en riesgo de enfermarnos”.

Respecto al virus del hantavirus, explicó: “Se trata de una enfermedad viral que tiene u cuadro inicial muy similar al de una gripe, con síntomas como dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, dolor muscular, dolor abdominal, nauseas, diarrea y vómitos. Pero son indicios de cualquier enfermedad. Habitualmente cuando hay un individuo con esos síntomas y se considera que ha estado en una zona de desarrollo de roedores, ahí un realiza un estudio para verificar si hay hantavirus”.

“Hay que sumar los síntomas y el nexo epidemiológico –agregó-. Luego el estado clínico de la enfermedad determinará si hay que internar o no. Ante cualquier duda, el vecino se tiene que acercar a cualquier Centro de Salud del Municipio que están disponibles para resolver y encarar esta situación”.

Los vecinos manifestaron su agradecimiento por el control de plagas. El sanfernandino Roberto expresó que “realmente es buenísimo, la verdad que es necesario y es una gran ayuda; nosotros siempre hemos tratado de combatir la aparición de plagas, esto es una asistencia fundamental y los felicitamos al Municipio que nos da esta mano”.

Y la vecina Nelly coincidió: “Es muy buena la acción de prevención. Nosotros acostumbramos a poner cebos cada seis meses pero fruto de los casos en el país, ha surgido una suerte de psicosis y por eso nos dan una gran tranquilidad. Es muy bueno el trabajo que vienen haciendo para prever y calmar a la gente”.

MEDIDAS PREVENTIVAS:
– Evitar que haya alimento disponible para el roedor; es decir adecuada disposición de la basura en los hogares y en el medio ambiente.
– Evitar restos de alimentos disponibles en los pisos o jardines o veredas, controlar que niños o adultos no tiren comida, que el alimento para perro o gato no quede al alcance del roedor (una vez que la mascota come se retira)
– Las huertas domiciliarias deben estar lejos de la vivienda (mínimo 30 metros del hogar), la leña o maderas aisladas del hogar o cubiertas,
– Mantener el pasto corto
– Higienizar los ambientes con agua y lavandina,
– Tapar orificios en puertas, paredes o cañerías para evitar nidos
– Si la vivienda estuvo cerrada mucho tiempo o se sospecha la existencia de roedores se debe cubrir la boca y nariz antes de limpiar, ventilar antes de limpiar y humedecer el piso antes de barrer
– Prestar atención a los filtros de aires acondicionados sucios o al polvo de los ventiladores porque pueden haber estar en contacto con secreciones de roedores.
– El uso de barbijos se reserva para zonas endémicas con presencia de brote o epidemia de hantavirus y posibilidad de contagio interhumano.
SÍNTOMAS:
– Fiebre mayor de 38°; dolor muscular o abdominal; escalofríos; cefalea; nauseas; vómitos o diarrea.
– Consultar al médico para controlar su estado clínico.
(*) Para más información acercarse a la Secretaría de Salud Pública, Desarrollo Humano y Políticas Ambientales (Brandsen 675) o comunicarse al 4746 – 6137 / 4744 – 2840.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.