El 80% de las canchas de fútbol de alquiler oculta ingresos al fisco provincial

0
188

La Agencia de Recaudación de Buenos Aires desarrolló un operativo de control fiscal, denominado “Pelota Manchada”, que abarcó a más de 450 predios deportivos de toda la Provincia, que se dedican al alquiler de canchas y la organización de torneos de fútbol amateur, y detectó que 8 de cada 10 establecimientos fiscalizados registraba irregularidades tributarias, sobre todo vinculadas a incumplimientos de Ingresos Brutos.

El titular de Arba, Iván Budassi, afirmó que “encontramos un alto nivel de evasión en el sector”, y subrayó que “los predios declaraban ingresos por debajo de sus movimientos reales”. Respecto de estas maniobras, puntualizó que “a pesar de que las canchas estaban alquiladas la mayor parte del día, más de la mitad de los responsables de estos establecimientos sólo facturaba un turno diario, y evitaba declarar el resto para no pagar impuestos”.

Budassi destacó que, “además, detectamos a los dueños de 11 predios que ejercían su actividad sin estar inscriptos como contribuyentes de Ingresos Brutos”. Y agregó que “en muchos casos, aunque los establecimientos funcionaban en locales alquilados, tampoco existían los contratos correspondientes, por lo que la evasión también abarcaba al Impuesto de Sellos”.

Más allá de estos incumplimientos, los 500 inspectores de Arba que participaron de los controles encontraron otras infracciones, como la ausencia de presentación de declaraciones juradas de Ingresos Brutos y la falta de pago de ese impuesto. Las fiscalizaciones se extendieron por 70 ciudades del territorio provincial, entre las que se destacan Bahía Blanca, Mar del Plata, Tandil, Junín, La Plata, Azul, Las Flores, Luján y varias localidades de la región metropolitana.

Los agentes de Arba centraron su tarea en establecimientos que poseen campos de juego cubiertos y complejos al aire libre, con canchas para 5, 7 y 11 jugadores. Algunos de los locales se encuentran emplazados en zonas urbanas, otros en áreas semirrurales, countries y clubes de campo. Además del alquiler de canchas, los propietarios suelen organizar torneos amateurs donde los participantes deben abonar una inscripción para jugar.

Sobre estos complejos que ofrecen servicios para la práctica de fútbol, Budassi sostuvo que “mueven semanalmente miles de personas en toda la Provincia y pretendemos que desarrollen su actividad cumpliendo con las obligaciones fiscales. Por eso intimamos a los infractores para que, a la brevedad, se pongan al día”.

En esa línea, el director de Arba hizo hincapié en que “este tipo de controles se intensificarán en lo que resta del año para que los contribuyentes formalicen su economía y declaren sus verdaderos ingresos”, y aseguró que “los recursos que recuperamos al combatir la evasión y el incumplimiento son fundamentales para que el gobernador Daniel Scioli pueda seguir desendeudando la Provincia y mejorando la seguridad de todos los bonaerenses”.

De acuerdo a los datos que arrojó el operativo, los contribuyentes fiscalizados declararon, en conjunto, ingresos por $44 millones anuales, cuando en realidad ese monto tendría que haber sido de alrededor de $144 millones, teniendo en cuenta el movimiento de clientes, costos de cada turno de alquiler, cantidad de canchas y otros datos de interés fiscal verificados.

En algunos casos emblemáticos, como el de dos complejos muy importantes de San Isidro y Escobar, los inspectores constataron que ambos declaraban ingresos por $650 mil, siendo que el movimiento anual de clientes y los alquileres que cobraban aproximaban esa suma a los $8,7 millones cada uno.

Además, en la ciudad de La Plata se detectó un predio ubicado en el barrio Las Quintas, que organiza torneos de fútbol amateur, que informaba $45 mil anuales, cuando, de acuerdo a la información relevada, recibía ingresos por $2 millones. En otro, de características similares, localizado en el barrio de Arana, los propietarios declaraban $525 mil al año pero recaudaban un monto cercano a los $2 millones.

SIN COMENTARIOS