Más de 18 mil personas en el Parador Konex

0

Una multitud vibró con los shows en vivo de Bándalos Chinos Y Marilina Bertoldi. También hubo una feria de vinilos y luthería, food trucks y actividades para niños. El intendente Gustavo Posse participó del evento.

Por quinto año consecutivo, el espíritu de Ciudad Cultural Konex, destacado espacio de cultura joven en la Ciudad de Buenos Aires, pasó por San Isidro. Ayer, más de 18 mil personas se acercaron al Centro Municipal de Exposiciones, en el Bajo, para disfrutar de una jornada a pura música y actividades para toda la familia.

“Cada vez más gente viene a disfrutar de este evento. Es un público excelente, con muchísimas familias jóvenes, que se divierten en armonía y que no tira un sólo papel en el suelo”, afirmó el intendente Gustavo Posse, a metros del escenario.

Y remarcó: “El encuentro se realiza en un predio que tiene mucha magia, que es accesible, abierto y que ofrece toda la infraestructura necesaria para recibir a muchísimas personas sin impactar negativamente en el barrio. Buscamos que todos puedan acceder a esta calidad de espectáculos en forma gratuita y segura”.

Música en vivo, talleres de arte, una feria de vinilos y luthería, gastronomía y un cierre vibrante con Bándalos Chinos fueron algunas de las propuestas que hubo en una jornada que, desde las primeras horas de la tarde, se convirtió en una verdadera fiesta cultural.

“Desde temprano se llenó de familias con niños y con la caída del sol, la fiesta fue de la gente joven, de los fans de las grandes bandas. Todo el mundo vino con mantas y mates, y listo para ser protagonista. Hace tiempo que en San Isidro abandonamos la idea del espectador, la invitación siempre es a hacer cosas, ser protagonistas y vivir la ciudad con el otro”, sostuvo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro, a cargo del evento, junto con Ciudad Cultural Konex.

Pasadas las 16:00, comenzó el rock/pop y las variadas influencias musicales de Koufequin, seguido de Mi Amigo Invencible. En tanto, debajo de dos amplias carpas, el arte se hizo taller y juego, en el piso y en mesas, con nueve postas tentadoras. Piezas de encastre que sirvieron para despertar la imaginación, autos en papel para crear y colorear, un área de comic, una pizarra con figuras magnéticas para inventar cuentos magnéticos, en una propuesta de la artista local Rocío Alejandro.

En paralelo y bajo techo, la II feria de Coleccionismo Discográfico y Afines a cargo de Orejas Abiertas, y la VI Expo Luthier, con una gran convocatoria transformó el salón en una parada obligatoria, a todo aquel que ingresaba al predio.

Cerca de las 19:00, subió al escenario Marilina Bertoldi – nominada a los Latin Grammy 2016- para presentar su último disco “Prender Fuego” y realizar un repaso por sus grandes éxitos.

“Me encantó ver a la gente muy feliz, relajada y disfrutando del show. Está buenísimo que un municipio ofrezca estas propuestas gratuitas para toda la familia”, expresó Bertoldi, tras su presentación.

Luego, apenas pasadas las 20:00, el cierre estuvo a cargo de Bándalos Chinos, la banda oriunda de Beccar, hizo bailar a todos con los temas de su último álbum, Bach, de los más destacados de 2018.

Junto a su grupo de amigos, sin dejar de bailar, Fernando Giménez de San Fernando, comentó: “Está muy buena esta edición, las bandas suenan increíbles y el predio está cada día más lindo. San Isidro hace cosas muy buenas referidas a la cultura, ojalá que sigan así”.

Mientras tomaba mate, Elva Hernández de Capital Federal, contó: “Es la primera vez que vengo y me sorprendió la gran organización que tienen. El lugar es maravilloso a orillas del río, te podés relajar, comer algo rico y escuchar buena música”.

Tras recorrer la feria de vinilos y luthería, Mario Palacios de Vicente López, completó: “Me encantaron los instrumentos y está genial que se recuperen los vinilos. Aprovecho a felicitar al municipio por todo lo que les brinda a los vecinos”.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.