Posse no autorizará la utilización del Bajo de San Isidro como terminal alternativa de la línea 60

La empresa Monsa, que administra esta línea de colectivos, planea instalar una nueva cabecera en el Puerto. El Municipio no permitirá esa instalación en la zona en la que se está construyendo un Parque Público.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, rechazó la instalación de una terminal alternativa de la línea de colectivos 60 en el Parque Puerto de San Isidro y se opuso al cambio de recorrido previsto por la empresa, ya que consideró que afectará la calidad de vida de los vecinos.

El jefe comunal manifestó su preocupación tras el pedido a la Secretaría de Transporte de la Nación que realizó la empresa Monsa, administradora de esta línea, para eliminar varios ramales de la línea 60.

Esta modificación afectará al ramal Alto (que pasa por Av. Santa Fe y Av. Centenario) y Bajo (que va por Av. Del Libertador). Si se aprueba, el recorrido del 60 del Bajo solo se realizará hasta Primera Junta (no llegará más hasta Uruguay). El cambio puede implicar la falta de este servicio a los vecinos de la localidad de Beccar y complicar su conexión con Capital Federal.

“Vamos a presentarnos ante la autoridad de aplicación para oponernos al pedido realizado por la empresa respecto al cambio de recorridos y de ninguna manera permitiremos la instalación de cabeceras alternativas en este sector de San Isidro u otro del distrito, en defensa de la calidad de vida de todos nuestros vecinos”, subrayó Posse.

Y agregó: “Rechazamos la pretensión de instalar una terminal alternativa del 60 en el Parque Puerto de San Isidro. Ese espacio está destinado únicamente para el Parque Público que es un emblema verde de la región”.

“Ante este escenario, ya comenzamos las tratativas ante las autoridades nacionales y la compañía para defender la calidad de vida de los vecinos de San Isidro”, concluyó el intendente.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.