En los últimos 15 meses la Provincia rescató 427 personas de la explotación sexual y laboral


Se hizo mediante el Programa Rescate, impulsado por la Subsecretaría de Acceso a la Justicia junto con la Dirección Provincial de Lucha Contra la Trata de Personas.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires rescató, desde enero del año pasado a la actualidad, 427 personas de la explotación sexual y laboral. Fue gracias al Programa Rescate, que lleva adelante la Subsecretaría de Acceso a la Justicia mediante la Dirección Provincial de Lucha contra la Trata de Personas.

A través de esta herramienta, el Estado busca asistir de forma inmediata a quienes sufren los distintos tipos de explotación. En lo que va del primer trimestre de 2019 fueron rescatadas 70 víctimas directas y 6 indirectas, de las cuales 54 corresponden a explotación laboral.

Por otra parte, se asistieron a otras 45 personas que, sin comprobarse indicios de ser víctimas del delito de trata o conexo, fueron entrevistadas en el marco de una asistencia.

De dicha actividad, se pudieron detectar dos ramas principales de explotación: la laboral, en primer término, seguida de la sexual. En menor medida se presentaron casos de finalidad mixta y otros de personas que sufrieron privación ilegítima de la libertad y abuso sexual.

Las víctimas ingresan al programa mediante una presentación espontánea, por denuncia o por derivación tanto del Poder Judicial como de otras instituciones nacionales, provinciales u organismos de la sociedad civil.

De acuerdo al Ministerio de Justicia bonaerense, una víctima directa de trata es aquella que ha sufrido en su persona algún daño o perjuicio económico, físico, mental, emocional. Y las indirectas, son aquellas personas que encuentran vulnerados sus derechos al tener alguna relación de parentesco con la víctima.

En 2018, se rescataron 312 víctimas directas y 39 víctimas indirectas. Ese año, el 68,8% de las víctimas relacionadas al trabajo clandestino fueron hombres y el 94,3%, mayor de edad. En lo que respecta al país de origen, el 66,9% eran argentinos mientras que el 18,5%, bolivianos. La mayor parte de la explotación tuvo lugar en el cultivo de arándanos, con un 50,3%.

Rosario Sánchez, subsecretaria de Acceso a la Justicia señaló: “Estamos convencidos que mediante el compromiso de todos los operadores y organismos de la sociedad civil contribuiremos a erradicar esta forma moderna de esclavitud que es la trata de personas, y acompañar a las víctimas en la elaboración de un proyecto de vida digno”.

El Programa Rescate se encuentra bajo la órbita de la Subsecretaría, la Oficina Provincial de Lucha Contra la Trata de Personas, la Explotación Sexual Infantil y la Protección y Asistencia a las Víctimas que, junto con la Dirección de Planificación, desarrollan acciones de concientización, prevención y asistencia en estos tipos de delitos.

Además, en relación al trabajo infantil, se llevan adelante diferentes acciones con la Comisión Provincial de Prevención y Erradicación Progresiva del Trabajo Infantil (COPRETI) y el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia. Ambos comparten el compromiso de constituir un ámbito permanente de acción y coordinación interinstitucional e interdisciplinaria de las políticas de Estado tendiente a garantizar la promoción, restitución y protección de los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes con el fin de prevenir y erradicar el trabajo infantil.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.