Mensaje de monseñor Martín Fassi en el 209° aniversario de la Revolución de Mayo

Celebrar la Patria es hacerlo con una memoria agradecida y es también hacerlo mirando hacia adelante, con una esperanza comprometida.

Celebrar es como querer renovarse, renovarnos bien, sobre todo porque lo necesitamos; lo necesito yo, lo necesita el otro, lo necesitamos todos y juntos.

Está bueno preguntarse, para celebrar el Día de la Patria, ¿quiénes son los otros para mí?…En nuestra Argentina necesitamos preguntarnos ¿quién es el otro para mí?, si existe y cuánto existe para mí, y también preguntarme quién soy yo para los demás, donde estoy yo con respecto a los demás.

También está bueno preguntarse sobre aquellos otros que no piensan igual que yo, que no obran igual que yo, que no sueñan una Patria igual que yo; los que piensan y tienen ideas diferentes: ¿creo en mi corazón que una idea diferente puede ser una idea superadora a la mía?, ¿o es una idea tan diferente que va a estorbar la mía?

Vamos a pedirle a Jesucristo Señor de le historia, que es un buen pastor que conduce a nuestro pueblo, a pedirle a la Virgen de Luján, Patrona de nuestra Patria, que nos den una pasión por la verdad, un compromiso real y por el bien común y nos den sabiduría en el diálogo, creyendo que solamente vamos a construir si lo hacemos juntos, y no, ganando los unos sobre los otros.

Que Dios nos conceda hacer presentes a los más frágiles y débiles en la construcción de nuestra Patria.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.