Los Precios Esenciales en Vicente López

Inspectores municipales controlan que se cumplan los “Precios Esenciales”, el programa oficial que congeló el valor de 64 productos de primera necesidad.

Es la primera vez que se realiza este tipo de acciones en conjunto con la Nación y la Provincia de Buenos Aires. Hasta ahora y luego de más de dos meses de relevamientos, al momento de hacer una evaluación del plan, desde el municipio informan sobre el buen funcionamiento que está teniendo.

Además, es de destacar la excelente predisposición del personal de los supermercados, que en todo momento prestaron su colaboración los agentes. “En Vicente López logramos un cumplimiento general del 85%. Incluso, hay comercios que alcanzan el 100% y es muy importante”, expresó Raúl López Presa, secretario de Fiscalización y Control de Vicente López.

Si bien los controles sólo tienen una finalidad informativa y los inspectores no pueden tomar ningún tipo de medida ni aplicar sanciones, sí es una forma de garantizarle a los vecinos que puedan acceder a las ofertas. “Es nuestra manera de ayudar a los vecinos, de defender sus intereses y bolsillos”, destaca López Presa.

En base a la información que le brindó el Ministerio de Producción bonaerense a la comuna, el personal controla que haya stock de los productos (o su reemplazo en caso que no exista cantidad suficiente), que el precio esté publicado y que estén las cenefas (carteles) identificatorias que dicen Precios Cuidados y, debajo, una franja color fucsia con la inscripción “Producto Esencial”.

Luego, toda la información se vuelca en un listado propio y los datos se pasan a un formulario web, administrado por el mismo Ministerio. Pero mientras que la herramienta informática en la que se cargan los datos fue suministrada por la Provincia, el esquema de trabajo fue diseñado por el municipio. Así, la periodicidad de las visitas, los lugares y cualquier otro tipo de organización respecto a los relevamientos es planificados por las autoridades locales.

El programa “Precios Esenciales” arrancó a fines de abril y busca, al menos hasta octubre, frenar el impacto de la inflación en el bolsillo de los vecinos. Con respecto a la carne, los frigoríficos iniciaron el abastecimiento al mercado interno de 120 toneladas semanales de asado, vacío y matambre.

En un listado de 64 artículos de primera necesidad, que están disponibles en 2.500 puntos de venta de todo el país, las autoridades incluyeron, entre otras cosas, bebidas, alimentos congelados, aceite, yerba, harina, fideos, arroz, polenta, infusiones, mermeladas, galletitas y lácteos.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.