Posse disertó sobre ciudades inteligentes

0
130

Fue en un seminario en el Hotel NH City & Tower (CABA). Allí, el intendente de San Isidro explicó cómo se planificó el desarrollo del distrito para que su crecimiento fuera sustentable.

Argentina es parte de un fenómeno global en el cual, según datos del último censo, 9 de cada 10 habitantes vive en ciudades (92%). Eficiencia energética, conectividad, movilidad y residuos son algunos de los temas que, con la ayuda de la tecnología, permiten en algunas ciudades avances para mejorar la vida de las personas. Sobre estas cuestiones se habló en el seminario.

Ciudad-inteligente-B

Posse argumentó porqué San Isidro es una ciudad inteligente: “En primer lugar, tenemos un código de ordenamiento urbano que se respetó durante los últimos 30 años, cuyo objetivo es lograr un crecimiento armónico de cada una de las seis localidades que componen el Partido”. Y sumó: “La prohibición de torres en la Av. Del Libertador y alrededores o la política de urbanización de villas que se acompaña con la prohibición de nuevos asentamientos son ejemplos claros”.

En lo que hace a planificación de obras hidráulicas, San Isidro se anticipó al cambio climático. El intendente destacó que se construyeron 172 km2 de conductos pluviales y se llegará a más de 30 reservorios para prevenir inundaciones.

Posse sostuvo que planificar una ciudad implica velar por el bienestar de sus habitantes: “En San Isidro tenemos el 100% de agua potable y el 99% de tendido cloacal”.

Otra de las cuestiones centrales en una ciudad inteligente es la seguridad. “Fuimos pioneros en el patrullaje municipal con 130 móviles propios y un sistema de monitoreo de 1.030 cámaras conectadas entre sí mediante un tendido de 100 km2 de fibra óptica”.

El intendente agregó que también es parte de una ciudad inteligente el programa San Isidro recicla, un proyecto instalado en las comunidades educativas del distrito, cuyo circuito es el siguiente: un camión exclusivo del servicio de Higiene Urbana se ocupa de levantar los 600 contenedores y los traslada a una planta de tratamiento. Allí se recicla todo el plástico que se genera en el Partido y se obtiene un nuevo material para ser reutilizado en nuevos envases.  Por el material entregado, la planta emite directamente un cheque a la Cooperadora del Hospital Materno Infantil de San Isidro.

En resumen, Posse argumentó que San Isidro es una ciudad inteligente porque planifica, respeta el código de ordenamiento urbano, tiene densidades poblacionales controladas, equilibrio entre desarrollos urbanos e infraestructura pública.

Además tiene espacios verdes con 350 mil metros cuadrados de plazas y parques, tres parques naturales, y un sistema de salud conformado por tres hospitales municipales y nueve Centros de Atención Primaria de la Salud. “Todo para mejorar los servicios y la calidad de vida de la gente aplicando la tecnología en un contexto sustentable”, concluyó.

SIN COMENTARIOS