Sujarchuk encabezó una nueva reunión de la Mesa Local de Emergencia y anunció nuevas medidas sanitarias y sociales para enfrentar la pandemia del coronavirus en Escobar

En el marco de la pandemia por el coronavirus, el intendente Ariel Sujarchuk encabezó una nueva reunión de la Mesa Local de Emergencia para continuar con la coordinación e implementación de distintas medidas que tienen como objetivo reorganizar la infraestructura sanitaria, profundizar las tareas preventivas y dotar al personal de salud de los recursos e insumos necesarios ante avance del virus en el partido de Escobar durante las próximas semanas.

“Sabemos que los casos aumentarán en todo el país y por eso hoy más que nunca desplegamos un Estado presente que pueda responder con eficiencia y sensibilidad a la mayor demanda de la ciudadanía. Lo primero que debemos remarcar, para tranquilidad de todos los escobarenses, es que venimos articulando acciones con el presidente y el gobernador y ya trabajamos en una red sanitaria que dispondrá de camas en distintos hospitales, decidirá las derivaciones y la aplicación de los respectivos protocolos, y hará más fácil la logística para que la atención llegue a cada vecino de nuestro partido y de la Provincia”, explicó el jefe comunal.

Entre las medidas que adoptó el Municipio, se decidió la instalación de 50 camas de observación en el microestadio de Garín, para que el mismo funcione como base de apoyo de la UDP Garín. De esta manera, será posible el abordaje y el tratamiento de casos leves para así descomprimir el flujo de atención de dicho centro de salud, al tiempo que sólo habrá que recorrer unos metros en caso de que algún paciente necesite un tratamiento de urgencia.

Asimismo, en articulación con el Hospital Zonal Erill, y gracias a donaciones de la empresa Ecosan y de la familia Scaldaferro, se definió la ampliación de la guardia y la instalación de un módulo especial de atención y una carpa de espera general que ampliará el funcionamiento del centro de salud. El módulo ocupa una superficie de 18 metros de largo y cinco de ancho, y está dividido en tres sectores. En el ingreso hay un área de recepción con capacidad para 50 personas, donde se recibirá a los vecinos que necesiten atención especial. En dicho espacio, también hay baños y sillas que fueron aportadas por Bomberos Voluntarios de Escobar. Luego un sector de consultorios donde los médicos determinarán los pasos que debe seguir el paciente; y por último una sala con seis camas de internación. “En estas situaciones uno siente toda la solidaridad de los escobarenses, que de manera desinteresada colaboran, con dinero de su bolsillo, o su tiempo, para ampliar derechos e igualar oportunidades en otros”, resaltó Sujarchuk tras recorrer las nuevas instalaciones del Erill junto al presidente de Ecosan, Juan Pablo Rudoni.

Por otra parte, también se profundiza la fabricación de alcohol en gel, barbijos y camisolines para abastecer a todos los centros municipales de salud y organismos públicos. Y desde la gestión Sujarchuk se lanzan distintas campañas solidarias para fortalecer el programa alimentario Escobar Hambre Cero y para dotar de insumos y recursos humanos al Hospital Erill.

“Ya dijo el presidente que la prioridad absoluta es la salud y la vida de todos los argentinos. Y nosotros nos alineamos detrás de esa idea. Sin embargo, todos somos conscientes de que además de la crisis sanitaria, el descenso de la actividad económica traerá aparejado inevitablemente una crisis alimentaria. Por eso nos vamos a encargar junto al gobierno nacional y provincial de atender a las poblaciones más necesitadas y garantizar que el plato de comida no falte en la mesa de ninguna familia”, concluyó Sujarchuk.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.