Antioxidantes, la clave para cuidar el sistema inmunológico

Hoy es fundamental contar con una barrera de defensas fuerte que nos proteja de las enfermedades de estación, virus y bacterias. Los antioxidantes son grandes aliados para el organismo ¿cuáles son sus beneficios?

Las enfermedades respiratorias estacionales, como resfríos y gripes, llegaron este año acompañadas de un nuevo aliado: el COVID-19, una pandemia que paralizó al mundo y para la cual aún no hay una vacuna. Hoy más que nunca es vital tener un sistema inmunológico funcionando adecuadamente, dado que será la principal barrera protectora de nuestra salud, pero ¿cómo podemos protegerlo?

Para ayudar a nuestra barrera protectora a estar fuerte y preparada debemos llevar un estilo de vida sano y una dieta adecuada que incluya vitaminas y minerales, ya que el adecuado aporte de estos nutrientes determina una mejor respuesta del sistema inmunológico a la agresión de los agentes infecciosos. También debemos evitar el estrés, que no solo provoca efectos devastadores en la salud al inducir la presencia de elevada cantidad de radicales libres -moléculas que en cantidad excesiva dañan al organismo- sino que además afecta el metabolismo, la tensión arterial y el sistema nervioso en general, produciendo un debilitamiento de nuestro cuerpo.

Muchas veces, sobre todo en momentos tan complejos como los que estamos atravesando, es difícil lograr un estado de calma y bienestar. Por lo que debemos comenzar a aportar algunos extras para poder fortalecer nuestro sistema inmunológico y convertirlo en un escudo protector ante determinadas enfermedades.

¿Qué funciones cumplen los antioxidantes?

Son componentes químicos imprescindibles para el organismo, que brindan los nutrientes esenciales para que todos los procesos funcionen correctamente. Su complejo antioxidante es un poderoso inductor e inmunomodulador que provoca una activación de todo el sistema de defensa del organismo.

Desde hace varios años, oligoelementos como el zinc (Zn), selenio (Se) y manganeso (Mn), han sido reportados como fundamentales para la salud del organismo por varios motivos:

El Zinc, además de tener efectos per se sobre el sistema inmunológico, actúa sobre la reparación del ADN y forma parte esencial de las enzimas depuradoras de radicales libres. Varios protocolos internacionales lo señalan como efectivo en pacientes internados con complicaciones por gripe. Es un oligoelemento esencial en el metabolismo celular, importante en la síntesis de proteínas y en la composición de enzimas metabólicas.
El Selenio es fundamental como antioxidante e inmunomodulador. Es crucial en la constitución de enzimas esenciales para contrarrestar el estrés oxidativo, de modo que tiene una acción importante como antioxidante contribuyendo a la protección del ADN frente al daño oxidativo. Hay evidencias de su empleo en suplementación, particularmente en enfermedades respiratorias.
El Manganeso es también un componente esencial de enzimas detoxificantes y productor de energía. Además, interviene en la formación del tejido conectivo, huesos y función nerviosa.
¿Dónde podemos encontrar estos oligoelementos?
En múltiples alimentos como legumbres, frutos secos, cereales integrales, jengibre, carnes, pescados y mariscos, algunos tipos de verduras (hojas verde, cebolla, espárragos), entre otros, y en complejos antioxidantes, que permitirán la regulación del metabolismo oxidativo celular y la modulación de los niveles de radicales libres y de enzimas antioxidantes, optimizando así el estado oxidativo celular.

La salud es uno de nuestros bienes más preciados y gran parte de su cuidado está en nuestras manos. Brindémosle todas las herramientas que necesita para mantener estimulado nuestro sistema inmunológico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.