Más de 1000 docentes le reclamaron a Scioli mejoras laborales

Más de 1000 maestros de distintas asociaciones gremiales de Zona Norte  marcharon en Tigre reclamando, a la provincia de Buenos Aires, mejoras en sus condiciones laborales y acusaron a la Jefa Regional, Claudia Betancourt de perseguir e intimidar administrativamente a los trabajadores.

Luego de la brutal agresión sufrió la vicedirectora del Jardín 918 del Barrio “Los Tábanos”, por parte de la madre de una alumna, las principales entidades gremiales de Zona Norte marcharon por el centro de Tigre, reclamando al Gobernador Daniel Scioli y a los funcionarios responsables mejoras en sus condicionales laborales. Asimismo acusaron a la Jefa Regional, Claudia Betancourt, de perseguir a aquellos trabajadores que presentan disidencias en sus establecimientos educativos.

Al respecto Alfredo Cáceres, secretario general de SUTEBA Tigre manifestó: “Estas situaciones de violencia que se manifiestan en las escuelas tiene que ver con un contexto de crisis que vive no solo la educación pública sino todo el pueblo. La falta de respuesta a las necesidades básicas como trabajo, vivienda, salud y educación generan conductas y actitudes como las que estamos condenando en esta movilización”.

Y agregó: “Los docentes somos receptores de ese malestar y a la vez tenemos que lidiar con la falta de compromiso que tiene el gobierno provincial en materia educativa. Sueldos atrasados, falta de infraestructura escolar, ausencia de insumos, una obra social vaciada e ineficiente, son las constantes que un educador debe afrontar día a día y para colmo desde la Jefatura Regional se envían circulares coercitivas intimidando a los trabajadores que manifiesten críticas o eleven demandas”.

De esta manera más de 1000 docentes caminaron primero hasta la Jefatura Distrital, donde hicieron oír sus reclamos, encomiéndale a los responsables tomar las medidas necesarias para que dichas demandas lleguen a los funcionarios bonaerenses. Posteriormente la columna de trabajadores inicio su marcha hacia la Jefatura Regional, donde fueron atendidos por Claudia Betancourt.

Allí se vivió un tenso intercambio de opiniones entre la Jefa de Inspección, Betancourt y los trabajadores, cuando estos últimos le reclamaban por acciones persecutorias y represivas por parte de esa dependencia. Específicamente los docentes denuncian  la cancelación de las constancias gremiales, que afectan la libertad de protesta; el armado de listas y seguimiento a docentes que adhieren a medidas de fuerza, sumado a la elevación de un comunicado desde la Provincia de Buenos Aires donde se prohíbe a los educadores hablar con los medios de comunicación y hacer referencia a las problemáticas que viven en sus establecimientos, bajo amenaza de iniciarles un sumario administrativo.

Parece difícil callar u ocultar una verdad que ven, sienten y sufren miles de alumnos, docentes y padres de la provincia de Buenos Aires, diariamente. Esta realidad se suma a la crisis social que se vive una provincia que da como respuesta el silencio y el encubrimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.