Pablo Abramovich afirmó que “la vuelta al trabajo presencial” dependerá de las medidas de seguridad e higiene laboral

El secretario general de la AJB dijo que en los tribunales del AMBA, La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca no se hicieron las modificaciones necesarias.

El secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense, Pablo Abramovich, explicó cómo será la paulatina vuelta a la presencialidad de los trabajadores del Poder Judicial y señaló que dependerá de la readecuación de los espacios físicos “caracterizados por el hacinamiento, la falta de seguridad e higiene y colapso edilicio”.

En declaraciones a Siete Colores por FM 97 Une señaló que para ello “buscan concertar una fecha para una mesa de planificación para reacondicionar los espacios” y agregó que “como sindicato estamos instruyendo a los compañeros sobre en qué condiciones se puede trabajar y en cuáles no para que las tareas no se realicen o se realicen de la manera adecuada”.

Abramovich dijo que el anuncio de la vuelta a la presencialidad “hubiera requerido una planificación anterior y una inversión presupuestaria para poder poner en condiciones las dependencias judiciales, cosa que sabemos que de acá al miércoles no va a pasar”.

Enfatizó que “la convocatoria a trabajar no es voluntaria sino que es una imposición del empleador” y resaltó que “lo que sí puede exigir el trabajador es que se le garanticen las condiciones sanitarias y puede retener la fuerza de tarea si siente que se lo pone en riesgo”.

Además, detalló que la orden es retomar “la presencia física en las diferentes dependencias judiciales” y destacó que se reanudarán “las audiencias, las pericias tanto en sede como en campo y las diligencias que se hacen desde cero”.

Abramovich reiteró que “el resto de las actividades ya se venían desarrollando con una modalidad mixta, un porcentaje haciendo tareas presenciales y otro teletrabajo” y advirtió que esa modalidad se va a mantener porque por decreto nacional “cualquier repartición debe limitar el funcionamiento de los espacios físicos al 50% de su capacidad”.

Abramovich sostuvo que no se hicieron “las modificaciones en infraestructura” necesarias para que se puedan abrir “de manera plena” las dependencia de la justicia del AMBA, La Plata, Bahía Blanca y Mar del Plata sin poner en riesgo a las personas que trabajan y a los que concurren a los tribunales.

“Por eso nosotros le planteamos a la Suprema Corte de Justicia bonaerense que la reapertura debía ser paulatina, en paralelo a las tareas de reorganización de los espacios físicos y consensuada con la organización sindical que viene manifestando preocupaciones y estableciendo un control del cumplimiento de los protocolos”, aseguró Abramovich.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.