spot_img
InicioSan IsidroCurso de orientación vocacional en San Isidro

Curso de orientación vocacional en San Isidro

Es para jóvenes y adultos que no saben qué estudiar. Son ocho encuentros –gratuitos e individuales– a cargo de psicólogos que realizan test de personalidad e inteligencia para descubrir intereses y habilidades de cada uno.

Es muy difícil saber, a los 18 años, de qué trabajar o a qué dedicarse durante toda la vida. Ése es precisamente el desafío al que se enfrentan la mayoría de los chicos cuando terminan el colegio y también muchos jóvenes y adultos que tienen una crisis vocacional con su profesión.

Para que estudiantes y futuros trabajadores se formen en una carrera que concuerde con su personalidad, en San Isidro hay un curso de orientación vocacional.

La psicóloga Laura Diz, una de las profesionales a cargo del taller en el Instituto Municipal de Formación Superior (Don Bosco 57), cuenta que la propuesta es generar un espacio para que cada uno piense en sí mismo, se conozca y descubra qué le gusta y cuáles son sus habilidades.

El curso es individual, gratuito y abierto a quien quiera participar. Son ocho encuentros semanales, de una hora cada uno, donde se administran distintos tipos de test de personalidad, interés e inteligencia.

Diz explica que la idea es construir un perfil personal para tener más herramientas y poder orientarlo. Además, agrega que el primer problema que se plantea es que las personas encaran mal el tema.

“Todos traen la misma inquietud: ‘No sé qué estudiar’. Y lo que nosotros intentamos es que se sitúen en el rol laboral antes que en el de estudiante; la carrera dura cuatro o cinco años y la profesión es para toda la vida. Entonces, ya se parten de hacerse mal la pregunta porque lo que no saben es de qué trabajar”, subraya Diz.

Para descubrir la vocación, amplía la psicóloga, el gran desafío es conectar dos variables fundamentales: intereses con habilidades. Lo importante es que cada uno pueda descifrar qué le gustaría saber y también ver si tiene facilidad o aptitud para eso.

“Por ejemplo, puede interesarme el diseño gráfico pero sino soy buena con el dibujo ese trabajo va a costarme mucho y puede que, después de años, no me termine gustando. Por eso, para disfrutar lo que hacemos y que nos de satisfacción, tenemos que poder volcar nuestra habilidad en algo que nos de placer”, concluye Diz.

Más información en la sede de Don Bosco 57, al 4512-3127 o por mail enainstitutomunicipal@fibertel.com.ar

- Advertisement -

spot_img
spot_img

- Advertisement -