La Provincia suma helicóptero y avión sanitario al protocolo de acción ante eventuales casos de ébola

El ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires informó que sumó al plan de acción previsto para el eventual ingreso de casos de ébola, el helicóptero y el avión sanitario, que podrían utilizarse para los traslados a centros de referencia. Además, ya se capacita a los tripulantes para el abordaje de estos pacientes. Las acciones previstas fueron coordinadas con las autoridades de la cartera sanitaria nacional y Sanidad de Frontera.

“Disponemos de seis hospitales de referencia, un helicóptero, un avión sanitario y tres ambulancias especialmente equipadas para el traslado de eventuales afectados por el virus del ébola”; explicó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia.

El instructivo sanitario establece que siempre que un pasajero presente algún síntoma, la tripulación está obligada a comunicarlo inmediatamente a Sanidad de Fronteras para que prepare el operativo de contingencia y avise a las autoridades sanitarias para efectuar el traslado con los trajes de aislamiento y bioseguridad, indispensables para evitar contagios.

Ya en el mes de agosto, cuando la enfermedad comenzó a cobrarse víctimas en África Occidental, la dirección provincial de Atención Primaria del ministerio de Salud reunió a los infectólogos de la Provincia para organizar la recepción y el tratamiento de posibles casos.

El hospital El Cruce-Néstor Kirchner será, llegado el caso, el establecimiento en el que se centralizarán los pacientes, dada su capacidad para tratamientos de máxima complejidad. Por otra parte, ya se definió que los hospitales Eurnekian de Ezeiza, San Juan de Dios y Ludovica de La Plata, Tetamanti y Alende de Mar del Plata y Penna de Bahía Blanca, colaboren también como establecimientos de referencia para la derivación de casos, dada su proximidad a puertos y puntos de ingreso al país.

“Si una persona asintomática llega al país desde un lugar donde hay circulación viral, la tripulación del barco o avión debe avisar antes del arribo a Sanidad de Fronteras”, explicó Collia. Y agregó que, en ese caso, las autoridades sanitarias de la Nación deben notificar al gobierno provincial al que se dirige la persona y ésta al secretario de Salud local. El municipio en cuestión deberá controlar su salud durante 21 días, que es el tiempo máximo de incubación de la enfermedad”.

ORIGEN Y CONSECUENCIAS

En marzo de este año se comenzó a registrar un brote epidémico de ébola en Guinea, que luego se extendió a Liberia, Sierra Leona y Nigeria. En los últimos días, se detectaron casos en España, Estados Unidos y, esta mañana, se comenzó a hablar de un caso sospechoso en Brasil.

Una de las características que más preocupa a las autoridades sanitarias a nivel mundial es que para esta enfermedad aún no hay vacuna ni tratamiento curativo, lo cual la convierte en un mal con una tasa de mortalidad que alcanza a entre el 50 y el 90 por ciento de los enfermos.

“Este virus se incuba entre 2 y 21 días y produce la súbita aparición de fiebre, debilidad general, dolor muscular y de cabeza, seguido de faringitis, vómitos, diarrea y erupción”, enumeró el director provincial de Atención Primaria, Luis Crovetto. Y aclaró que en los casos graves se producen fuertes hemorragias, insuficiencia hepática y renal, entre otras consecuencias muy graves.

El ébola es transmitido al ser humano por animales salvajes y se propaga en las poblaciones humanas por contacto directo con sangre, líquidos orgánicos o tejidos de las personas infectadas. Los primeros síntomas de esta enfermedad son fiebre repentina y alta, debilidad intensa, dolor muscular, de cabeza y de garganta, seguidos de vómitos, diarreas, erupción cutánea, funciones renal y hepáticas alteradas e intensas hemorragias internas y externas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.