Sentido homenaje del PJ Tigre por la muerte de Antonio Cafiero

El histórico dirigente peronista falleció a los 92 años por una afección pulmonar. Tras la lamentable noticia, la corriente justicialista del distrito recuerda al ex funcionario de Juan Domingo Perón.

La política argentina está de luto tras la noticia por el fallecimiento de Antonio Cafiero, referente a través de las distintas etapas del Partido Justicialista por la relación personal que estableció con el máximo dirigente del partido, Juan Domingo Perón.

Al respecto, el presidente del PJ Tigre, Héctor Chingolo Lima, destacó: “Despedimos a una figura histórica y destacada de la corriente peronista que tuvo más de 70 años de carrera y trayectoria política, y lo llevaron a ocupar diversos cargos, incluso al lado del maestro y referente, Juan Domingo Perón”.

“Cafiero fue un gran protagonista de la historia argentina; y nunca dejó de tener presencia en la política del país dando siempre su punto de vista, ameritado por los tantos cargos que ocupó”.

Y finalmente agregó: “Desde el PJ Tigre, con la conducción de Sergio Massa y Julio Zamora, lamentamos su fallecimiento y transmitimos nuestras condolencias a toda su familia”, agregó Lima.

El dirigente nació el 12 de septiembre de 1922 y fue uno de los pocos políticos que pudo en primera persona lo que sucedió aquel 17 de octubre de 1945, hoy Día de la Lealtad Peronista, cuando centenares de trabajadores provenientes principalmente del cordón industrial del Gran Buenos Aires se acercaron a Plaza de Mayo reclamando la presencia del general Juan Domingo Perón.

Además, fue el ministro más joven del gabinete del segundo gobierno de Perón. Pero, durante el primero, siendo muy joven, Cafiero fue designado consejero financiero en la embajada argentina en Washington (1948-1951), luego director del departamento socioeconómico de la Cancillería (1951-1952), y más tarde ministro de Comercio Exterior (1952-1955).

En 1988, fue precandidato a Presidente de la Nación por el peronismo. En la que fue la última gran elección interna del PJ, el dirigente cayó ante Carlos Menem, quien luego sería electo como sucesor de Raúl Alfonsín.

Durante el gobierno radical Cafiero tuvo un gesto histórico: cuando en la Semana Santa de 1987 se produjo el levantamiento carapintada, el dirigente justicialista se asomó al balcón de la Casa Rosada junto a Alfonsín para darle su respaldo ante la amenaza de un nuevo golpe militar.

Antes, en 1983, luego de la derrota que sufrió ante Herminio Iglesias en las internas del justicialismo, fundó la llamada “Renovación Peronista” con la que en 1985 encabezó la lista de Diputados nacionales del Frente Renovador Justicialista. Ocupó ese cargo hasta 1987, cuando fue elegido gobernador bonaerense.

En 1991 fue designado embajador en Chile por el presidente Menem, puesto que ocupó hasta 1993, cuando fue electo senador nacional. Desde ese año siguió en su banca de manera ininterrumpida hasta 2001, cuando aceptó el puesto de jefe de Gabinete durante la brevísima presidencia de Eduardo Camaño. Apenas días después, en enero de 2002, volvió a su puesto de senador, cargo que desempeñó hasta fines de 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.