“No queremos ver más a nuestros jubilados en filas interminables afuera de los bancos”

Para evitar largas esperas fuera de establecimientos comerciales y entidades bancarias, el concejal del Frente de Todxs Javier Parbst propone sancionar en el Municipio de Tigre las prácticas contrarias al “trato digno” de consumidores y usuarios.

La propuesta se basa en la Ley 24240 de Defensa del Consumidor y en el Artículo 1097 del Código Civil. Allí se afirma que los proveedores “deben garantizar condiciones de atención y trato digno a los consumidores y usuarios”. Es decir que deben “abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorias”.

Un ejemplo paradigmático de violación a los derechos de los ciudadanos son las largas filas que jubilados y pensionados se ven obligados a realizar afuera de las entidades bancarias para percibir sus haberes, con los riesgos que esto trae a su integridad física y más aún en tiempos de pandemia de coronavirus.

Para garantizar el “trato digno” en el Municipio de Tigre, de aprobarse esta ordenanza habrá sanciones económicas para aquellos comercios y entidades bancarias donde la atención al público implique esperas mayores a los 30 minutos, incluso cuando se provea de suficientes asientos, instalaciones sanitarias, dispensadores de agua y ticket numerado. También serán sancionadas las situaciones donde los consumidores o usuarios permanezcan en filas a la intemperie.

Al respecto el concejal Parbst declaró: “El trato digno no solo implica dignidad para los usuarios, ahorro de tiempo y cuidado; sino, controlar desde el Estado a empresas que muchas veces pensando en el lucro inmediato violan derechos básicos de la comunidad”.

La ordenanza también asienta el destino que tendrá lo recaudado cuando se verifique la existencia de infracciones; el dinero de las multas a los comercios y/o entidades bancarias será destinado en un 50% a centros de jubilados y asociaciones civiles de la tercera edad inscriptas en Tigre y el otro 50% a las arcas del Municipio.

Así mismo, se establece que los establecimientos alcanzados por la presente ordenanza deberán contar con al menos el 80% de las cajas habilitadas. Además, estarán obligados a informar a los usuarios y consumidores el tiempo de espera aproximado para su atención.

“Más cajas abiertas significa menos jubilados en colas interminables y a la vez más empleo”, señaló Javier Parbst.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.