Justicia en Tigre: prisión perpetua para los asesinos de Silvia Prigent

Por el homicidio fueron condenados su ex marido, Daniel Sfeir y el ex empleado de éste, Jorge Bini. El fallo y los familiares destacaron el rol clave del Municipio de Tigre, que propuso cambiar la línea de investigación y logró que rápidamente, y con apoyo de las cámaras de seguridad, se pudiera probar que era un potencial femicidio.

Silvia Prigent fue asesinada de dos tiros en la cabeza el 29 de diciembre de 2011. Tras 10 días de búsqueda, un vecino encontró su cuerpo en un descampado de la Ruta 26. El viudo de la docente, Daniel Sfeir, en su primera declaración, manifestó haber regresado a su casa de San Fernando el día de la desaparición de la docente pasadas las 18:00 y permanecer en su domicilio con el hijo de la pareja hasta la medianoche donde comenzó a realizar llamadas para, supuestamente, ubicar a la mujer desaparecida.

Los padres de Silvia

Sin embargo, las cámaras de seguridad de Tigre lo tomaron, alrededor de las 21, cuando regresaba en su automóvil Ford Ka a bordó desde la zona en la cual se encuentra ubicado el descampado de la Ruta 26 donde apareció la mujer asesinada de dos tiros.

Luego, nuevas grabaciones lo ubicaron mientras se dirigía hacia la zona del homicidio, una hora antes del crimen y lo acompañaba una mujer con las características de Prigent. El viudo también negó tener relación con una mujer que estaba señalada por testigos como su amante pero las cámaras de seguridad lo filmaron cuando ambos volvían de un taller mecánico y en una estación de servicio -sobre la ruta 197- cambiaron de auto y la mujer se llevaba el vehículo de Sfeir.

Al respecto, Daniel Prigent, hermano de la víctima, señaló: “Las cámaras de seguridad del Municipio de Tigre, incluyendo el entrecruzamiento de llamadas y otras pruebas, lo involucraron en la causa. Fue fundamental en el esclarecimiento de la causa. Sobre todo por el desarrollo tecnológico de sus cámaras y el trabajo que realizó la departamental de la policía y el trabajo del fiscal Cosme Irribarren, que ha investigado de forma muy seria todo el episodio hasta que llegamos a la audiencia oral con los dos imputados. También fue clave el cambio en la investigación para que se tratara como un potencial femicidio”.

Daniel Prigent, luego de la lectura de la sentencia

Y agregó: “Mucha familia, amigos, vecinos y docentes nos acompañaron desde el primer momento, Hemos sentido mucho el afecto de la gente. El doctor Vera representa a mi familia y seguiremos así para que se esclarezca por completo y quien tuvo participación, tenga su pena también”.

El abogado de la familia, José Vera, destacó: “Hubo elementos más que categóricos y que comprometían a ambos en el plan para matar a la maestra. Tanto el fiscal como la DDI de San Isidro pusieron mucho empeño para llevar el caso adelante. Trabajamos como querellantes, pero la labor del fiscal fue muy ardua y durante todo el debate, la extensión fue para poder acreditar la responsabilidad”.

Asimismo, el fiscal de la causa, Cosme Iribarren, manifestó: “Estamos muy conformes con el fallo. Los elementos que utilizamos fueron determinantes. Se puede destacar la tecnología, las llamadas telefónicas, la información de las cámaras, los testimonios y particularmente el análisis de los movimientos que hizo el viudo, ahora condenado y su ayudante en su momento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.