Llega la “Hora del Código”, una campaña mundial para que los chicos aprendan a programar

0
90

La iniciativa, organizada por Program.ar y Code.org, está dirigida a estudiantes de todas las edades. Busca promover el aprendizaje de programación con actividades libres y gratuitas.

El plan Program.ar se sumó a la “Hora del Código”, una campaña mundial organizada junto con la plataforma Code.org que busca promover en estudiantes de todas las edades el aprendizaje de la programación, con actividades libres y gratuitas.

La iniciativa busca promover entre las escuelas la práctica de una serie de ejercicios de programación, para los que no se requiere conocimientos previos, y que cuenta con niveles iniciales y avanzados.

Al ingresar en el sitio web de Program.ar, puede accederse al proyecto desde la portada y realizar durante 60 minutos prácticas en el desarrollo de programas como los videojuegos Angry Bird y Plantas versus Zombies, entre otros.

La campaña forma parte de la “Semana de la Educación de las Ciencias Computacionales”, que se celebrará entre el 8 y 14 de diciembre próximo, y parte de la consigna es demostrar que cualquiera puede aprender código o lenguajes de programación a partir de los tutoriales disponibles.

“Saber programar es aprender a pensar”, sostuvo Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre, en el video promocional que incluye otras figuras como Adrián Paenza, Manuel Ginobili y Mario Pergolini, entre otros.

La “Hora del Código” es un movimiento en el que participan más de 180 países y el año pasado formaron parte unos 15 millones de estudiantes de todo el mundo, según explicó el sitio Code.org.

Esta plataforma es una organización sin fines de lucro fundada en Estados Unidos, en la que participan activamente varias personalidades del mundo tecnológico como Mark Zuckerberg y Bill Gates.

Por su parte, Program.ar es un plan que desarrollan de forma conjunta el portal educ.ar del Ministerio de Educación, la Jefatura de Gabinete de Ministros, la Fundación Sadosky, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y el Programa Conectar Igualdad.

SIN COMENTARIOS