Salud brinda recomendaciones para un regreso seguro de los evacuados a sus viviendas

0
110

Luego de las lluvias intensas, los afectados deben tomar una serie de recaudados con el uso de la energía eléctrica, los alimentos y el agua al momento de regresar a sus hogares.

Al regresar a la casa es conveniente que sea de día para no usar luz artificial y corroborar que la corriente eléctrica y el gas estén desconectados para evitar fuego, electrocución o explosiones. Además, hay que asegurarse de que las instalaciones, todos los equipos y aparatos eléctricos estén completamente secos antes de ponerlos a funcionar. Nunca toque un cable del tendido eléctrico derribado, comuníquese con la compañía de energía eléctrica para informarlo. No maneje en agua estancada.El Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, informa sobre las precauciones y cuidados que deben tener, cuando vuelven a sus hogares, los evacuados por las inundaciones que se produjeron en Ciudad y provincia de Buenos Aires.

Luego de la inundación, verifique que se sequen y ventilen bien las habitaciones. Limpie y desinfecte con lavandina las paredes, los pisos y otras superficies de la casa como mesadas, alacenas, heladera y juguetes de los niños. Utilice una taza del tamaño de un pocillo de café con hipoclorito de sodio, conocido como lavandina o cloro, cada 10 litros de agua (1 balde). Use botas y guantes de goma y gafas de seguridad durante la limpieza.

Rocíe los muebles tapizados con algún desinfectante y deje secar al sol. Lave con agua caliente y detergente toda la ropa usada durante las tareas de limpieza y la que haya estado en contacto con aguas contaminadas o de la inundación. Esta ropa se debe lavar separada de la no contaminada. Después de completar la limpieza, lávese las manos con agua segura y jabón. Mantenga a los niños y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya realizado una limpieza completa.

Debe estar atento a la mordedura de serpientes y al contacto con otras alimañas. Las serpientes suelen aparecer durante las inundaciones al ser transportadas por la vegetación acuática. Si no es posible alejarse a tiempo, absténgase de hacer movimientos bruscos. No toque de ningún modo al animal.

Manejo de los alimentos y el agua

Si el abastecimiento de agua está afectado por los efectos de la inundación, tome agua mineral o que provenga de una fuente segura. También se puede convertir en agua segura aquella que proviene de otras fuentes (pozo, de red) con 2 gotas de lavandina por cada litro de agua. Déjela reposar 30 minutos antes de utilizarla. También puede hervirla durante 3 minutos y esperar a que se enfríe para consumirla.

Es conveniente reforzar los hábitos de higiene básica. Lavarse las manos con abundante jabón y agua que haya sido hervida, desinfectada o que se sepa que es segura antes de preparar los alimentos, después de ir al baño, de realizar actividades de limpieza en el hogar y de tocar objetos de la casa que hayan sido alcanzados por el agua de la inundación o por aguas cloacales.

Revise todo alimento que haya quedado en su hogar y elimine aquellos cuyos envases hayan sido muy deteriorados por el agua. Deseche los comestibles que perdieron la cadena de frío debido a cortes en el suministro eléctrico. También lave frutas y verduras con agua segura.

Es importante reponer las mamaderas y chupetes del bebé. Si está amamantando a su hijo, siga haciéndolo. La leche materna ayuda a generar defensas en los niños. Lave las mamaderas nuevas con agua segura.

Limpie los vasos, platos y otros elementos de cocina con detergente abundante y, de ser posible, refriegue todo con un cepillo para evitar residuos. Deseche los utensilios de madera y de plástico. Para desinfectar ollas y utensilios de metal, hiérvalos por 10 minutos

SIN COMENTARIOS