Singularity University por dentro, según un estudiante argentino

0
211

En la segunda edición del evento InnovatiBA, el ganador del concurso de innovación social ImpacTec contó cómo fue su experiencia en esa universidad, la más innovadora del mundo, ubicada en el campus de la NASA, en Silicon Valley.

Leonardo Valente, emprendedor argentino que ganó una beca para participar en Singularity University  -la universidad más innovadora del mundo, ubicada en el campus de la NASA, en Silicon Valley- contó cómo fue su experiencia en ese centro de estudios en una charla que brindó el pasado 31 de octubre en el marco del evento de la segunda edición de “InnovatiBA”, evento sobre innovación organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se realizó en La Usina del Arte de La Boca.

Según comentó Valente “Singularity University no encaja dentro del concepto tradicional de universidad, ni siquiera en el de una escuela de posgrado” Sino que “Allí el aprendizaje es absolutamente multidimensional, porque son los compañeros, el entorno del Silicon Valley, la ausencia de límites que implica estar literalmente en la puerta del espacio exterior, y la rotación continua de algunas de las mentes más brillantes de la actualidad”.

foto2

Valente estuvo durante 100 días cursando como estudiante de Singularity University. En ese período pudo conocer avances sorprendentes en campos como la inteligencia artificial, drones, así como también investigaciones de Big Data que explican por qué nos atrae la comida con brillo -o cómo hacer una lechuga más atractiva.

Para su trabajo final en Singularity University, Valente llevó a cabo junto a otros dos emprendedores latinoamericanos, Javier Rincón (de México) y Christian Henriquez (de Chile),  el proyecto de convertir un auto normal e híbrido, a través de un kit muy económico y sencillo de instalar que reemplaza los frenos traseros por un motor eléctrico, brindando ahorros de combustible mayores al 30% y un tercio menos de emisiones contaminantes. Se trató de un trabajo “maratónico”, que el trío completó en tan solo 12 días, pero con el que pudieron aportar con una idea sustentable para mejoras en medios de transporte urbano de cara al futuro.

Screenshot001

Valente asegura  que su experiencia en Singularity University y que ahora su desafío, así como el de otros emprendedores que participaron de ese centro de estudios, es lograr muchas de las ideas innovadoras que desarrollan y perfeccionan se conviertan en realidad.

“La gente nos pide algo sin hablar. Nos pide que con eso que aprendimos construyamos. En eso estoy desde que volví de Singularity. Lo mejor de haber participado de esa universidad fue tener la posibilidad de conocer un grupo de gente multicultural de 35 países aportando sus ideas”, reconoció.

Más de 2000 personas participaron de InnobatiBA 2014, incluyendo líderes de opinión académicos y sociales, medios de comunicación, funcionarios y emprendedores. Además de las charlas de Valente y otros oradores locales, cuatro profesores de Singularity University, Rob Neil, Nick Haan, Ramez Naam y Pascal Finette, expusieron sus ideas enfocadas en el impacto que pueden tener el emprendedorismo, la robótica, la innovación social tecnológica y la educación a la hora de enfrentar –y superar- desafíos globales.

A su vez, se lanzó la convocatoria para participar del ImpacTec 2015, el concurso de innovación social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que premia a personas innovadoras con un viaje a Singularity University.

El ganador de la edición pasada de dicho certamen fue Leonardo Valente, gracias a su proyecto denominado SocialPOS, una solución que permite a los comercios que carecen de terminal POS (Point of Sale, punto de venta) y crear un circuito virtuoso dentro de la economía barrial.

SIN COMENTARIOS