Las mascotas pueden sufrir golpes de calor ¿cómo prevenirlos?

Las altas temperaturas pueden ser muy peligrosas para nuestras mascotas, por lo que es sumamente importante prestar atención a reacciones inusuales y tomar las medidas necesarias para prevenir problemas en su salud tanto en perros como en gatos.

Llegan las altas temperaturas y con ellas, es indispensable el cuidado de las mascotas que pueden verse afectadas. Para ello es tan importante conocer las reacciones que pueden presentar los animales en estas situaciones como tomar medidas que prevengan cualquier tipo de problema en su salud.

En el caso de los perros, estos regulan su temperatura corporal mediante los jadeos y eliminan sudor a través de las almohadillas de sus patas. Los gatos, por su parte, lo hacen a través del lamido corporal. Cuando el exceso de calor los supera, estos métodos de “autorregulación” dejan de ser suficientes, y en su lugar pueden notarse signos que alertan, como:

  • Decaimiento y/o dificultad para moverse
  • Jadeo excesivo o hipersalivación
  • Temblores
  • Vómitos

Ante estos signos, es necesario acudir lo más rápido posible a un veterinario, y ayudarlos inmediatamente con los primeros auxilios:

  • Para disminuir su temperatura corporal, es posible refrescar su cuerpo con agua a temperatura ambiental, especialmente las zonas de piel fina como axilas e ingle.
  • Si no está vomitando, ofrecerle agua limpia y procurar que no se acelere al beberla,  para estabilizar  sus niveles de hidratación.

“Ciertas características de nuestras mascotas pueden hacer que estas temperaturas sean más o menos peligrosas para ellos. Por ejemplo, los perros de edad avanzada, con sobrepeso u obesidad y razas braquicefálicas (con cara chata como el bulldog, bullmastiff, pug, boston terrier,etc) son aún más sensibles al calor”, explica Tamara Cursach, Jefa de Comunicación Científica e investigación de Vitalcan.

Sin embargo, es necesario que todas las mascotas, sin importar su peso, edad, o diferencias, tengan el cuidado necesario y especial en estas circunstancias. Para ello, veterinarios aconsejan una serie de tips a tener en cuenta en los días de calor:

  • La hidratación es fundamental. Es importante asegurarse de que siempre tenga disponible agua fresca y limpia para beber en casa. Cuando salga a pasear o esté al aire libre también es aconsejable mojarlo cada tanto.
  • Evitar dejarlo expuesto en lugares de mucho sol como las terrazas. Lo ideal  es que puedan descansar a la sombra en lugares ventilados. Se les puede dejar paños húmedos fríos para que puedan recostarse y bajar su temperatura si así lo requieren.
  • Las rutinas de paseo son recomendables hacerlas a la mañana temprano o al atardecer para evitar las horas más calurosas y siempre por áreas con sombra.
  • No dejarlos nunca encerrados en el auto o habitaciones sin ventilación.
  • Evitar algunas prácticas como salir con ellos en bicicleta o correr especialmente en zonas con asfalto ya que la temperatura que levanta el mismo es muy elevada

“Es indispensable prestar atención a las mascotas cuando se trata de temperaturas extremas. En algunos casos es necesario cambiar rutinas para procurar siempre su cuidado y bienestar”, aseguran desde Vitalcan.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.