El Municipio de Tigre desplegó operativos contra la venta ilegal de pirotecnia en diversos puntos del distrito

Fue una labor articulada entre el Centro de Operaciones Tigre (COT), el área de Inspección General, la Policía y bomberos. Los relevamientos tuvieron lugar en General Pacheco y Rincón de Milberg, donde el Gobierno local labró actas de contravención y decomisó 20 bultos de fuegos artificiales de comercios que no justificaron su procedencia.

En vísperas de año nuevo, el Municipio de Tigre desplegó operativos contra la venta ilegal de pirotecnia en diversos puntos del distrito. Con la participación de efectivos locales y provinciales, los relevamientos se llevaron adelante en el centro de General Pacheco, en el barrio Las Tunas de la misma localidad y en Rincón de Milberg.

Al respecto, el subsecretario de Protección Ciudadana, Pedro Ridosz, dijo: «Estudiando el comportamiento de vendedores y compradores advertimos que a pesar de los altísimos costos, la poca oferta por cuestiones de importación y la concientización comunitaria, tuvimos algunos puntos de venta de pirotecnia ilegal en el partido. Gracias a la voluntad del intendente Julio Zamora para cuidar a los vecinos, a las cámaras de seguridad y al patrullaje de los agentes del COT decidimos implementar este relevamiento por centros comerciales para desarticular estos lugares».

Y agregó: «Contamos con la colaboración de la Policía de la Provincia y la Superintendencia de Seguridad Siniestral, Delegación Explosivos de San Isidro, para disminuir el uso de fuegos artificiales en la ciudad y así evitar posibles incendios, daños físicos como quemaduras e inconvenientes en niños y niñas con autismo; como también en animales».

Durante los procedimientos, el Gobierno comunal labró dos actas de contravención y decomisó un total de 20 bultos de fuegos artificiales de comercios que no justificaron su procedencia, para su posterior destrucción.

Además, se detectaron múltiples irregularidades en las medidas de seguridad de los comercios relevados: incorrecto almacenamiento del material pirotécnico; la cantidad de bultos sobrepasaba lo establecido en la Ley 20429; alimentación eléctrica precaria; carencia de matafuegos y de certificado antisiniestral.

Los operativos se desarrollaron por medio de un trabajo en conjunto entre el Centro de Operaciones Tigre (COT), el área de Inspección General del Municipio, personal de la Dirección de Explosivos y efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.